Connect with us

Opinión

Don Gato (y su pandilla)

Publicado

el

Algo así como el felino truhan de la serie animada se ha vuelto el presidente. Quienes lo "persiguen" periodística y constitucionalmente por sacarle la vuelta a la ley son burlados por el mandatario, que posee recursos ilimitados desde el gobierno para sentirse tan seguro de desafiar políticamente a todo el que se le oponga.



En un evento ante empresarios de la Cámara de Comercio de Lima, el jefe del Estado dijo ayer iba a defenderse “panza arriba”, es decir, como gato, de los intentos de destituirlo constitucionalmente y de las más variadas voces editoriales que piden su renuncia. Y de inmediato se me vino a la mente ese simpático personaje de los dibujos animados de la década de 1960 que es Don Gato y su pandilla, todo un clásico.

Don Gato era un truhan que siempre andaba sacándole la vuelta a la ley, representada en la serie animada por el oficial Matute quien, pese a todos sus esfuerzos, nunca podía ponerle la mano al ubicuo felino y a su pandilla de callejón, todos como Don Gato muy simpáticos y de cuello y corbata.

Pues bien, algo así como el escurridizo Don Gato se ha vuelto el presidente. Quienes lo “persiguen” periodística y constitucionalmente por sacarle la vuelta a la ley –ya no es necesario aquí enumerar todas sus cuchipandas y ofensas a la ley, a la ética y a la moral pública– son burlados por el mandatario quien, como única diferencia con el felino animado, posee recursos ilimitados desde el gobierno para, por lo visto, sentirse tan seguro de desafiar políticamente a todo el que se le oponga.

El hecho de anunciar que no renunciará de ninguna manera y que cumplirá su mandato de cinco años es sacarle la lengua a la segunda vacancia, pues sabe que ya no hay los votos necesarios para ese fin. Como el mismo lo anunció en su momento ni bien empezada su presidencia, de lo que se trata es de “comprar” voluntades congresales con embajadas, cargos públicos, ministerios, trabajo para familiares y amigos, obras distritales y regionales y todo lo que sirva en realidad para mantenerse en Palacio hasta el 2021 haciendo lo que mejor sabe hacer: lobby. Todo, por supuesto, en aras de la “gobernabilidad”, del “Perú Profundo”, de los “olvidados y marginados” y de una serie de frases hechas que utilizan los demagogos baratos.

El inspector Matute es la otra cara de la moneda. Guardián de la ley y el orden que en sus inútiles intentos por coger al gato zamarro termina por arrancar las risas de la teleplatea de la serie animada. En la vida real, ese es un lujo que no puede permitirse la bancada que hoy representa la primera mayoría en el Congreso. Fuerza Popular ya hizo lo que tenía que hacer apoyando con 61 votos la primera moción de vacancia que no prosperó por la volte face de Kenyi Fujimori y la traición al Perú del partido de Verónika Mendoza. Que Fuerza Popular cumplió con su deber patriótico –reivindicándose de la corrupción de los 90– lo demuestra el hecho de que es la izquierda de Nuevo Perú –la misma que se lavó las manos en la primera vacancia y luego fue burlada por Don Gato con el indulto– la que propicia hoy la segunda. El baldón de no sacar a PPK no lo lleva Fuerza Popular. Lo llevan los que traicionaron o simplemente se lavaron las manos.

¿Qué hacer entonces? Lo que manda el sentido común y las leyes de la política: nunca entrar a una guerra si no hay posibilidades de ganarla sería el primer axioma. ¿Eso quiere decir que hay que dejar carta blanca para que PPK se salga con la suya? No.

Lo que le corresponde a Fuerza Popular es seguir exponiendo públicamente con pruebas y documentos en mano las miserias morales y los delitos de un presidente que ha manchado la dignidad del cargo que le fue confiado por la mayoría de peruanos, así como a aquellos que vendieron sus conciencias por un plato de lentejas, por una embajada o por un par de ministerios. Eso es lo inteligente hasta que el gato reviente aplastado por la tonelada de estiércol que no para de caerle, por más panza arriba que se defienda.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

“Ha muerto un inocente”

Seguir leyendo

Opinión

¡Psicosociales los de hoy!

Seguir leyendo

Opinión

Solo falta la infiltración cubana

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo