Connect with us

Opinión

Domingo Pérez vs. Keiko Fujimori: segundo round

Publicado

el

El fiscal considera que la lideresa de Fuerza Popular tendrá que ser apresada preliminarmente porque podría fugar del país al residir en un inmueble alquilado, mientras que Fujimori Higuchi se mostró preocupada porque la decisión del juez Concepción Carhuancho ya estaría tomada.



Vaya tremenda “casualidad” que el mismo día en que se reinició la audiencia sobre el pedido de prisión preventiva para Keiko Fujimori y once allegados a Fuerza Popular, el cártel mediático divulgó una “oportuna” encuesta en la que el 77% de peruanos opina, según Datum, que la lideresa naranja es culpable del delito de lavado de activos. Ahora resulta, pues, todos somos jueces…

Dicho esto, durante la sesión en la Sala Penal Nacional, el fiscal José Domingo Pérez retomó desde las 10.30 a.m. su exposición en relación a los demás presupuestos por los que Fujimori Higuchi y otros deberían pasar provisionalmente 36 meses tras las rejas. Así, el representante del Ministerio Público sostuvo que de ser hallada culpable la pena de la excandidata presidencial sería entre 13 y 16 años de cárcel por blanqueo de dinero, con lo que se cumpliría el presupuesto de la prognosis de pena que debe ser superior a los 4 años de prisión.

En respuesta, la abogada Giulliana Loza –luego de advertir que su patrocinada era víctima de “seguimientos”– cuestionó que el fiscal Pérez presente a Fujimori Higuchi como “acusada” cuando recién se ha formalizado la investigación preparatoria. Domingo Pérez continuó haciendo uso de la palabra y se refirió al tercer presupuesto: peligro de fuga y obstaculización del proceso. En torno a lo primero, deslizó que como Keiko Fujimori no posee un inmueble sino que más bien vive en un departamento alquilado no se cumple con el arraigo. Según Pérez, quien fungió de asesor financiero, por la capacidad económica de la acusada esta debió indefectiblemente comprar algún inmueble (¿acaso no hay gente que prefiere arrendar para evitar pagos como seguros, impuestos, mantenimiento, etcétera?). Pérez dijo también que, dado el alto movimiento migratorio de la hija de Alberto Fujimori, se corre el riesgo de que fugue del país.

Además, acerca de una eventual obstaculización al proceso, el representante del Ministerio Público advirtió que si la supuesta organización criminal liderada por Keiko Fujimori fue capaz de llegar al prófugo juez César Hinostroza y de apoyar abiertamente al fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, “¿qué no podrá hacer con un perito o fiscal provincial?”. Pérez agregó que los testigos protegidos y algunas autoridades temen a Fujimori Higuchi.

Tras ello se produjo un cruce de palabras con el abogado Humberto Abanto, puesto que Domingo Pérez lo sindicó sin reparos como parte del “staff” de una presunta una organización criminal.

Llegó el momento de la réplica y la doctora Loza lanzó varios cuestionamientos: “¿Por qué el fiscal pretende imponerle a un ciudadano que resida en una vivienda propia? ¿Se le quiere impedir a Keiko Fujimori que haga lo que quiera con su dinero?”. Y acotó: “Es de público conocimiento donde reside Keiko Fujimori. (…) Muy pocas personas residen en un solo lugar desde que nacen hasta que mueren”. Acto seguido, detalló que los viajes realizados al exterior por su defendida se han dado precisamente ante invitaciones por su labor como lideresa de un partido político, con lo que evidenciaría que existe arraigo laboral.

La abogada añadió que el fiscal Domingo Pérez ha olvidado el arraigo familiar, por lo que certificó mediante documentos que las dos hijas de Fujimori Higuchi estudian en el país. Asimismo, recordó que en ninguna diligencia de las realizadas se ha entorpecido con la justicia, a la vez que criticó que la Fiscalía no haya sustentado por qué la prisión preventiva es la única medida para garantizar la sujeción de su patrocinada a la investigación. No obstante, Domingo Pérez retrucó que “con una medida menos gravosa que la prisión preventiva estaría latente el peligro de fuga y obstaculización”.

Finalmente, la propia Keiko Fujimori participó de la audiencia y, tras ventilar su preocupación porque “diga lo que diga o haga lo que haga” el juez Richard Concepción Carhuancho ya tendría “una decisión tomada”, aseguró que no se fugaría del país. Para fortalecer su pronunciamiento, evocó que no salió del país en el 2000 (cuando cayó el régimen de su padre) o en el 2004 (cuando la Fiscalía pidió también prisión en su contra).

“No me fugué antes y no me voy a fugar ahora. (…) Estoy serena, tengo la conciencia tranquila, mantengo la esperanza de que se hará justicia y conoceremos toda la verdad. En esta audiencia se ha demostrado que tengo arraigo domiciliario y laboral. No hay peligro de fuga y siempre he colaborado con la justicia”, remató Fujimori Higuchi.

Vale remarcar que la audiencia se retomará este viernes a las 10 de la mañana.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Entrevista a Pedro Gamio: “Guzmán no es el candidato vitalicio del Partido Morado”

Seguir leyendo

Opinión

El show de la mentira

Seguir leyendo

Opinión

Restas

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo