Connect with us

Opinión

Dólar: ¿crónica de una morigeración anunciada?

Publicado

el

La supremacía del billete verde es cada vez más cuestionada.



Fue en 1944, durante la Conferencia de Bretton Woods (New Hampshire), cuando los Estados Unidos –seguros de ganar la II Guerra Mundial– impusieron la supremacía del dólar. En 1971, Richard Nixon y los ministros de Finanzas del G8 señalaron desde el Smithsonian de Washington DC que habían logrado el acuerdo monetario más trascendental de la historia.

Tiempo después, rompía la paridad de US$ 35 de la onza troy y el dólar flotaba. Así empezó el mundo de las denominadas monedas fiduciarias.

A lo largo de la historia, el dólar ha sobrevivido a muchos ataques. Recordemos el de De Gaulle, quien logró llegar a un convenio con los árabes sobre los petrodólares. Marcaron los precios de los commodities y le dieron liquidez al comercio mundial.

Recientemente, el Wall Street Journal recogió una serie de cuestionamientos de quienes no están de acuerdo con la supremacía del dólar; en gran parte porque, debido a la forma en que la nación norteamericana maneja el comercio internacional y, por tanto, “exporta” sus problemas: la nefasta guerra comercial declarada hace poco tendrá consecuencias imprevisibles. Proponen, pues, al menos morigerar el rol preponderante del billete verde, impreso fácilmente por la Fed ya que, poseedores del señorío absoluto, los Estados Unidos pueden emitir dinero sin respaldo alguno y a bajo costo.

El WSJ refiere también que el catalizador de los intentos de crear sistemas de pago alternativos ha sido la decisión del presidente de EE. UU., Donald Trump, de retirarse del acuerdo nuclear con Irán y de renovar las sanciones contra ese país.

“Quiero que Europa sea un continente soberano, no un vasallo; y eso significa contar con herramientas de financiación totalmente independientes”, despotricó, por ejemplo, el  ministro de finanzas francés Bruno Le Maire en una rueda de prensa del año pasado. Y es que el país del norte había amenazado con tomar medidas contra el sistema bancario SWIFT sino se cortaban las transacciones con los bancos de Irán. En respuesta, los europeos decidieron crear de manera incipiente INSTEX, un mecanismo financiero enmarcado en el euro para el comercio con ese país.

La India, cuya capital Nueva Delhi es socio comercial de Teherán desde hace mucho tiempo –y que  necesita su petróleo–, también hizo lo propio y empezó a desprenderse del dólar en su comercio con Emiratos Árabes e Irán.

China y Rusia, por su parte, buscan promover sus propios sistemas para evitar el control de Washington. Además, ambos países concluyen sus acuerdos comerciales en yuanes y rublos en vez de utilizar la moneda estadounidense. En 2013, un 7% del comercio entre China y Rusia se realizó en yuanes y rublos. Para 2017, el banco ING Groep adujo que había superado el 18%. El sistema internacional de pagos de China –que entró en funcionamiento en 2015– es operado por su Banco Popular, y se hace uso de él para transacciones en yuanes al tiempo que se echa mano del SWIFT para mantener comunicación sobre las mismas. La finalidad es evolucionar hasta convertirse en una plataforma que permita el comercio global basado en el yuan, sin requerir del SWIFT.

¿Se trata, todo lo anterior, de la crónica de una morigeración anunciada para el dólar?

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¡Para fin de mes o te cierro la tienda!

Seguir leyendo

Opinión

¡TC ya!

Seguir leyendo

Opinión

Góndolas de la democracia

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo