Connect with us

Opinión

Discriminación aberrante

Publicado

el

El Ejecutivo debe derogar esta tonta disposición, este Big Bang femenino: solo el último viernes, de varones, la sección licores de los supermercados fue arrasada. El alcohol, vehículo de emociones violentas, provocará más violencia familiar.



Todos, no solo el gobierno, queremos superar el coronavirus. Las medidas adoptadas son duras para el ser humano, pero necesarias. El Perú ha replicado las acciones que otros países pusieron en práctica. La más importante: la cuarentena. No hay nada nuevo bajo el sol. Hasta que alguien tuvo la idea estúpida (no es un insulto, ver definición en el diccionario) de separar la circulación de hombres y mujeres.

NINGÚN país ha optado por esto y no beneficia en nada a las mujeres peruanas. Probablemente la zafia disposición busca, ilusamente, tener 50% menos de gente en la calle y controlar la circulación. El último sábado hubo un ‘big bang’ femenino. Todos sabemos que hay que aplanar lo más posible la curva de crecimiento del COVID-19. No hay servicio de salud que aguante. Si el régimen, el ministro de Salud y el mandatario hubieran optado por realizar pruebas moleculares rápidas podríamos tener un poco más de calidad de vida, sin levantar la cuarentena requerida, claro está.

Guste o no, las mujeres realizan las compras del hogar y también las tareas domésticas. Con esta disposición tienen tres días para comprar. Lo único que ha hecho el gobierno es provocar un tumulto femenino en los mercados de la capital, exponiéndolas muchísimo más al contagio, lo que no ocurría cuando salían ambos sexos.

Las colas fueron gigantescas. La distancia de dos metros no se cumple, se habla por teléfono y se expulsa micropartículas de saliva (no olvidar que este virus tiene un efecto aerosol). Las damas están sentadas en el piso y usan el doble de tiempo en comprar que antes. Cuando regresen a casa, cocinarán, lavarán, se ocuparán de los niños, etc.

Ayer, día de varones, no hubo colas, según nos han reportado en muchísimos distritos. Las mujeres muestran su comprensible enojo y fastidio. ¿En qué las ha favorecido?  En nada. Las jefas de hogar, que paran solas la olla, deberán conservar capital en su escaso bolsillo porque tienen que comprar de sábado para martes. Y la mayoría vive al día. ¿Nadie en el gobierno pensó en ellas?

Bastó que en las conferencias de prensa que gusta dar Vizcarra invocara que no se salga en pareja. Aunque si eso ha ocurrido no es porque las damas se están divirtiendo en un acto romántico e irresponsable. Todos la estamos pasando mal, pero las personas pobres mucho peor.

El Ejecutivo debe derogar esta tonta disposición, este Big Bang femenino. Está obligado a decirles a las mujeres, que son las perjudicadas, si tiene algún estudio que demuestre que la separación por sexo aplana la curva y reduce el contagio. Muchas mujeres pagan impuestos, usémoslos para tomar pruebas moleculares rápidas masivas cuya utilidad sí está demostrada.

El último viernes, de varones, la sección licores de los supermercados ha sido arrasada. El alcohol, vehículo de emociones violentas, provocará más violencia familiar. Lo que ocurre en la clase media sucede en otros estratos sociales. Hay 24 niñas violadas en sus hogares desde el inicio de la cuarentena.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El verdadero grupo de poder

Seguir leyendo

Opinión

Lampazo

Seguir leyendo

Opinión

Especulación, cárcel y soluciones

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo