Connect with us

Opinión

Diez hechos inamovibles de este 10

Publicado

el

Más allá de las incertidumbres por el segundo lugar, queda la realidad fáctica definida hoy.



1. Hay segunda vuelta. Por tanto, lo más probable es que vaya a incrementarse la confrontación y la polarización.

2. Keiko Fujimori ganó con casi 40% sobre votos totales, en un “punta a punta” impresionante que viene desde diciembre de 2014 cuando Ipsos le registró 33% de intención de voto. Por lo menos en los últimos cincuenta años, es una performance sin precedentes por la sostenibilidad mostrada. La gran ganadora, junto a quien la acompañe en segunda vuelta.

3. Su contrincante no quedará definido hasta el conteo final, o cuando menos, hasta finalizado el conteo rápido. Estará entre Pedro Pablo Kuczynski y Verónica Mendoza.

4. Los grandes derrotados fueron quienes plateaban cambiar la actual Constitución. No alcanzan ni a 30 el número de congresistas comprometidos con esa idea. Y no es suficiente.

5. No menos derrotados son los partidos tradicionales (Apra, PPC y Acción Popular), así como los nuevos partidos del siglo XXI (Perú Posible y el Partido Nacionalista). El único partido nuevo que queda en pie es Fuerza Popular.

6. Geográficamente, Keiko Fujimori ganó casi en todo el país. Todo el norte (excepto Cajamarca), toda la selva, más Ica y Junín. Ganó en zonas donde el fujimorismo no pesaba. Cualquier contrincante que tenga en segunda vuelta deberá trabajar en más departamentos para revertir la situación de casi 20 puntos de diferencia.

7. El Congreso será hegemonizado por el fujimorismo, sea cual sea el resultado de la segunda vuelta. No solo por volumen, sino porque las siguientes tres fuerzas congresales de mayor número son alianzas (PPK, Frente Amplio y Alianza pata el Progreso), agrupaciones casi solo electorales, carentes de cohesión. Esto hace que cualquier gobierno que asuma tenga que pactar forzosamente con el fujimorismo.

8. La izquierda se ha debilitado, contrariamente al “efecto especial” fabricado alrededor de la imagen de su candidata. Hace exactamente cinco años, la principal fuerza de izquierda —el Partido Nacionalista— obtuvo el 32% de los votos. Y estaban mucho mejor organizados que el Frente Amplio, arrejuntado de varios remanentes de izquierda hace solo un año. Hoy el FA apenas si puede pelearle los votos al más conservador de los candidatos, de lejos, el menos “popular”. Es decir, muy poco y muy alejado de la masividad “de pueblo” pretendida por la izquierda.

9. Goyo Santos cierra con una gran performance, paradójicamente, dándose el lujo de ganarle al expresidente Alejandro Toledo, quien tercamente decidió convertir a su partido en el caballo del héroe Alfonso Ugarte: le vendó los ojos y lo condujo al precipicio, totalmente consciente de lo que hacía. De paso, le bastó el debate trucho de hace una semana para demostrar que era un líder mucho más representativo del real pensamiento de izquierda nacional, lo que puede haberle jugado en contra de Verónika Mendoza en el tramo final donde su crecimiento se estancó.

10. Alan García fue perjudicado terriblemente por la cercanía con Lourdes Flores y el efecto demolición del nacionalismo. Debió esperar a que se calmaran las aguas en el 2021.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Es una huelga por los derechos humanos

Seguir leyendo

Opinión

Cold case

Seguir leyendo

Opinión

Policía bueno y policía malo

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo