Connect with us

Opinión

Días de aturdimiento y lapos

Publicado

el

Lenguas de fuego de la corrupción hacen ver a la comisión de integridad de PPK como parte de una política arcaica, casi virreinal... mientras operadores no pueden llegar a Las Bambas.



Son jornadas para el aturdimiento y el aprendizaje a lapos. Una señal de televisión abierta emite un video donde se aprecia el almacén del Minsa arder antes que la fábrica de calzados. Otra señal, de cable, entrevista a una canosa señora que asegura lo mismo y añade que el almacén y la fábrica de zapatos están a distancia. La señora mira a la cámara y con la superioridad de las canas le dice a toda la prensa nacional: «Hay que decir la verdad».

Este sentimiento no pasará fácil y para ritos fúnebres somos malditamente buenos. La verdad, señora le diría a esa mamacha de El Agustino—, la verdad ahora es que nos cuesta salir del duelo por los tres bomberos fallecidos. Pero es probable que cuando baje el dolor podamos darnos cuenta de algunas aristas de este escenario de espanto en el que las verdaderas lenguas de fuego son los tentáculos de la corrupción.

Los lapos enseñan y la comisión de notables con sus 45 días de plazo se perfila como pieza de una política arcaica, improductiva, casi virreinal en relación a los remolinos que surcamos. Es inaceptable que el oficialismo haya estado pidiendo facultades extraordinarias, entre otras cosas para luchar contra la corrupción, y cuando por fin las tienen… convocan una comisión cortesana y sin peso para que formule propuestas. ¿Para eso queríamos un Ejecutivo de lujo?

¿Se puede ser de lujo y estar en la luna? Aparentemente sí. Estalla el inducido conflicto en la cercanía del proyecto Las Bambas y ni el ministro ni ninguna autoridad está al tanto. Hoy sabemos que esa carretera por la que pasan camiones dejó de ser comunal y está inscrita como vía vecinal, y por tanto de libre tránsito. Y también sabemos que esa modificación se realizó mañosamente y sin consulta alguna al final del gobierno del subyugado cónyuge.

Pero ahí muere el payaso porque son varias las instancias de reclamo, en el presente gobierno, que fueron simplemente desoídas. Y aun así no hubiera habido reclamos, cien días son tiempo suficiente para darte cuenta de lo que ocurre y tomar providencias.

Pero de por medio está la criolladita de los mistis de siempre. Cámbiale la denominación a la carretera y vamos pa’ lante con los camiones. Y claro, si hasta los ministros están en la luna todo es más fácil. Aturdimiento y lapos. Ese es el mix de cuya fibra se compone el sentimiento de estas jornadas increíbles. 

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Cold case

Seguir leyendo

Opinión

Policía bueno y policía malo

Seguir leyendo

Opinión

No todo está perdido

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo