Connect with us

Opinión

Diálogo de sordos y mudos

Publicado

el

Una facción radicalizada que cada vez gana más espacio y un gobierno que no hace sino confirmar su incapacidad política a todo nivel



Sordos y mudos. Una facción radicalizada ganando cada vez más capital político dentro del sindicato docente y un gobierno que no hace sino confirmar, con cada problema que tiene, su incapacidad política en todo nivel. Mientras tanto, niños de medio país sin clases (en el peor de los casos por dos meses). Pura perversión del juego político.

Los sordos

El liderazgo histórico de Patria Roja en el Sutep venía debilitado y una facción radicalizada de los Sutes regionales del sur —especialmente del Cusco— vio la oportunidad de desplazarlos. Hasta ahí, clarísimo: lo he venido diciendo en esta columna desde hace más de un mes. Pero afirmar que todos los maestros en huelga son senderistas —aunque el propio Patria Roja lo haya dicho— es ya ir demasiado lejos. También es hacerle el juego a ese discurso perverso que intenta descalificar cualquier protesta con el rótulo de terrorismo asolapado.

El problema es que a los dirigentes de la huelga solo les interesa aparecer como ‘combativos’ para demostrar que deben dirigir el sindicato. Con esa estrategia han logrado la adhesión del resto de Sutes regionales a la huelga y han terminado de debilitar a Patria Roja. Y lo penoso es que realmente no les preocupa la justa causa de mejorar los sueldos de los profesores. Por el contrario, la necesidad de revalorizar la carrera docente es algo que el Ejecutivo sí tiene claro desde el gobierno de Ollanta Humala (en el que, a precios constantes, los sueldos subieron más que en los tres gobiernos anteriores juntos, según GRADE). Sobre todo desde la gestión de Jaime Saavedra.

¿Pero se dan cuenta que la principal demanda era un aumento del piso salarial a S/.2000 que ya estaba calendarizado y solo se ha adelantado? Ahora dicen que la huelga no se ha levantado porque no está firmado el Decreto Supremo que oficializa el aumento, y esgrimen el mismo tipo de excusas para los otros puntos de su pliego de reclamos. Así justifican la sordera en el diálogo y le dan largas a su demostración de poder.

Los mudos

Del lado del gobierno la cosa no ha ido mejor. ¡Su mudez ha sido de terror!

¿Así van a abordar todas las huelgas? ¿Con dos meses de silencio? ¿Sin una palabra en el mensaje presidencial y con el presidente tuiteando sobre Venezuela en vez de sobre sus escuelas? ¿Con la ministra negándose a ir al Cusco?

¿De quién fue la brillante idea de firmar un acuerdo con gobernadores regionales? ¿De cuándo acá se llega a acuerdos sin la presencia de quien protesta? ¿Es que no era obvio que los maestros no iban a reconocer lo firmado?

Hoy que la cosa llegó a Lima y ya se le sale de las manos, PPK finalmente ha convocado a los maestros a Palacio. Los dirigentes ya han anunciado que la huelga podría acabar luego de esta reunión… si se firma el Decreto Supremo. Claro, lograron el aumento —un adelanto de cuatro meses en el aumento, realmente— y los recibió el presidente. ¿Qué mayor demostración de poder?

¿Pero es que el gobierno siempre tiene que llegar a estas escenas vacías cuando el daño ya está hecho (como la inútil reunión con Keiko con tres ministros menos)? ¿Tan difícil es tener un discurso con un norte claro, y operadores políticos que lo defiendan con eficiencia? Vamos, ¡que así no llegamos a ningún lado!

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Que Kenji siga vendiendo plátanos

Seguir leyendo

Opinión

El Tribunal tiene la palabra

Seguir leyendo

Opinión

Bitácora de septiembre: la caballería

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo