Connect with us

Opinión

¿Diálogo de paz?

Publicado

el

El liderazgo político y social debe ganarse con responsabilidad y madurez, y esto vale para el gobierno y para la oposición.



La paz social se construye. Y en el camino se evitan las turbulencias excesivas.

Por ejemplo la cuestión de confianza hubiera sido un grave error. Felizmente fue un bluff, para no dejar pasar la censura a Saavedra sin dejar de hacerse el machito. El gobernante no puede ser como el camorrero del barrio, pidiendo ojo por ojo hasta que todos quedemos ciegos.

No se llegó a ese extremo y se ganó la secuela positiva del espacio para el diálogo político, sobre todo aquel que se dio entre la lideresa de la mayoría fujimorista avasallante y atropelladora en el Congreso y el presidente débil, sin partido de gobierno ni bancada fuertes. El diálogo político ha sido celebrado por todos, pero la idea no puede ser que el fujimorismo gane en imagen y su lideresa sea vista como la estadista equilibrada como mejor alternativa para el 2021 a cambio de permitir a PPK un gobierno estable.

Nada de obstruccionismo y, sin embargo, tampoco se trata de construir falsas realidades. El liderazgo político y social debe ganarse con responsabilidad y madurez, y esto vale para el gobierno y para la oposición. Ambos deben tener en cuenta ese antifujimorismo vigilante que ha sido clave para elegir gobierno en las últimas y penúltimas elecciones.

Habrá que poner por delante los intereses nacionales que de hecho están en la gobernabilidad, la estabilidad y la paz social; ponerse de acuerdo para que el país gane. Necesitamos un mínimo entendimiento para evitar la confrontación permanente: bien por reflotar el Acuerdo Nacional que sigue teniendo en sus políticas de Estado la base para las políticas públicas indispensables que dan como resultado natural mayor paz social y desarrollo humano.

El problema es que dichas políticas deberían ser vinculantes. Hasta ahora, a pesar de los años (del 2002 en adelante), no lo han sido; han quedado en el discurso político que como sabemos puede ser olvidable. Si convocamos al Acuerdo Nacional solo para la foto será un gesto más para banalizarlo, pero si las hacemos vinculantes desde el Congreso obligarían a los suscriptores -que son todos los partidos- para bregar por su aplicación y cumplimiento.

La estabilidad es indispensable para la inversión privada. La gobernabilidad sigue siendo un ideal que deriva del entendimiento. Celebremos si estamos en ese camino.

¡Feliz Navidad para todos!

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Greta Thunberg, Lindbergh y Cristóbal Colón

Seguir leyendo

Opinión

“Ojo, a esa hora yo estuve en el Banco de la Nación”

Seguir leyendo

Opinión

Psicosocial

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo