Connect with us

Opinión

Día D (DELACIONES)

Publicado

el

El mítico día llegó, pero la información sobre los sobornos pagados por Odebrecht permanecerá en reserva. 



El mítico día del levantamiento de las delaciones premiadas en Brasil (testimonios de los altos ejecutivos de la empresa Odebrecht que dan cuenta de los sobornos pagados en 8 países de América Latina, entre ellos el Perú, para adjudicarse importantes obras de infraestructura) ha llegado. Las autoridades judiciales brasileñas compartirán con sus homólogos de esas naciones toda la información recabada que consiste en la narración puntual de los hechos recogida a través de videos, documentos, registro de cuentas bancarias y rutas del dinero entregado.

Sin embargo, nuestro Ministerio Público anticipa que esta información permanecerá en reserva hasta completar los procedimientos de verificación mediante los cuales se permita caerles con todo a las personas corrompidas, evitando cabos sueltos y posibilidades de error.

Convengamos que esta fórmula ha dado, a la fecha, grandes frutos. Nadie puede objetar que cada paso del equipo dirigido por el fiscal Hamilton Castro ha sido eficaz, completo y sorpresivo para quienes pensaban que no estaban en el mapa del seguimiento. Todo lo cual avala también el acuerdo logrado con los ejecutivos de Odebrecht para destapar el daño causado a la moral pública y al erario nacional. Daño que debe resarcirse con la verdad, el pago de las penalidades establecidas y la cárcel a quienes corresponda.

Lo malo del mítico día es que, al no saberse aún todos los nombres comprometidos, seguirán las especulaciones ociosas y el barro con ventilador, ejercicios con grandes especializaciones en nuestro medio. Como dice el analista político Juan de la Puente en su cuenta de Twitter, estamos ante “delaciones preñadas” pues casi todo se sabrá recién luego de nueve meses más.

Lo importante es que se conozca. Y que la experiencia no pase como episodio sino que ayude a desterrar desde el Estado y la sociedad en su conjunto— el mal endémico de la corrupción, ahora bajo la lupa de tantas herramientas tecnológicas capaces de detectarla. El dinero mal habido ya no se puede ocultar.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

“Ojo, a esa hora yo estuve en el Banco de la Nación”

Seguir leyendo

Opinión

Psicosocial

Seguir leyendo

Opinión

El síndrome de Keiko Fujimori

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo