Connect with us

Opinión

Derogatoria con pena y sin gloria

Publicado

el

Nadine Heredia ahora la llama "parte del juego democrático".



Nadine Heredia ha dicho que la derogatoria de la Ley Pulpín es parte del juego democrático y no cabe duda de eso. Sin embargo, los jugadores de ese partido han tenido un lamentable desempeño en todo momento.

Primero, porque dicha ley se basó en una concepción objetable: si quieres trabajar, debes de renunciar a tener derechos completos. Lo segundo es que ese proyecto fue aprobado con entusiasmo por congresistas de todas las bancadas y no hubo voces principistas discordantes —a lo mucho, silencios—. Tercero: la norma no fue explicada y se escamoteó el mecanismo democrático de pasarla por el Consejo Nacional de Trabajo. Y, por último, los que un día votaron por la ley al siguiente ya pretendían pasar por abanderados de la protesta social. 

¿Acaso los congresistas no son representantes del pueblo? ¿No pudieron siquiera otear días antes que el proyecto iba a ser rechazado por el país? Y si lo hicieron, ¿significa, entonces, que no le dieron importancia? Si lo aprobaron pensando que era bueno, ¿por qué luego lo derogaron? ¿No tienen fuerza en sus convicciones? ¿O es que, simplemente, no tienen convicciones?

Ahora, utilizando la derogatoria, quieren aparecer como héroes de un desaguisado que ellos mismos crearon. Así no es la democracia: ella exige que se juegue bajo sus reglas desde el principio.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Retrato de un gobierno dictatorial

Seguir leyendo

Opinión

ONU: homenaje al genocidio

Seguir leyendo

Opinión

Irracionalidad

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo