Connect with us

Opinión

Cuando la prensa calla

Publicado

el

Si los medios de comunicación se coluden con el poder, se consuma un estado de cosas que solo puede traer como consecuencia la arbitrariedad del gobierno. Tapar el espionaje a la casa de Alan García es un parteaguas entre una democracia y cualquier otra cosa.



Si el espionaje a la casa del expresidente Alan García y a las embajadas del Uruguay y Costa Rica por parte de una división de inteligencia del Ministerio del Interior es muy grave (el cinismo del señor Morán es de antología), mucho más grave es el ocultamiento y banalización del hecho por parte de la mayoría de los medios de comunicación. Tal situación es inaceptable y deja a nuestra democracia indefensa, pues el pilar de este sistema de gobierno es la libertad de prensa frente a los abusos del poder.

Cuando la prensa se colude con el poder, se consuma un estado de cosas que solo puede traer como consecuencia la arbitrariedad del gobierno: en este caso bajo la máscara de la anticorrupción, aplaudida por la prensa y las encuestas de opinión. Está claro, a raíz de este parteaguas en el que el silencio ante una noticia escandalosa como el espionaje a un líder opositor, que el gobierno de Martín Vizcarra y los conglomerados de prensa –por las razones que fuere– son uno solo y, en tal razón, no existe en el país una libertad de prensa plena.

Resulta irónico, por no decir tragicómico, que los medios de comunicación se hayan rasgado las vestiduras para, según ellos, no ser acallados por una ley que prohibía la publicidad estatal (nunca se pudo establecer la conexión lógica entre una hecho y el otro), y, una vez obtenida la abolición de esa ley, la censura provenga de las mismas direcciones periodísticas para favorecer al gobierno y deslegitimar a los opositores. Estamos en una situación en que la opinión pública se ha pervertido de tal forma que considera que eso es correcto y plausible, y que las mayores tropelías son bienvenidas si te apellidas Fujimori o García o no gritas con el cogollo de los “indignados” de turno.

El gobierno de Martín Vizcarra hiede a tiranuelo y la prensa –cómplice de este vaho– está dedicada no a perseguir la verdad de los hechos, sino a los que se oponen al gobierno.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Nido de serpientes

Seguir leyendo

Opinión

Elecciones risibles

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído: Mensaje mafioso

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo