Connect with us

Opinión

¿Cuál es la muestra de lealtad hacia la clase media?

Publicado

el

Atender las necesidades de las empresas formales y familias de clase media, con crecimiento totalmente estancado para el 2020, es otra inmediatez de corte social.



En el verano de hace poco más de un año, Luis Bedoya Reyes a propósito de  la celebración de su centenario hizo un clamor en tono de verso pausado –muy sentido además– sobre la importancia de que los líderes políticos no olvidaran el fortalecimiento de las familias de clase media. “Nuestro país tiene un compromiso serio en formar y dirigir su clase media. Ellos imparten la verdadera sensación de igualdad social. Personas de orígenes humildes, sencillos que a costa de esfuerzo se abrieron paso en un país dividido, contrariado y muchas veces también negativo. Son los que se levantan solos en medio de la adversidad. Ellos, no se sienten sometidos a los más grandes. Ni se sienten lejanos de quienes están por debajo”, dijo el Tucán fundador del PPC.

Estas palabras no pueden cobrar mayor sentido que en el presente. Durante el aislamiento social por pandemia, el Gobierno del presidente Vizcarra ha consolidado diversas plataformas de asistencia vía bonos, subsidios y otros paliativos que tienen como fin contener la inmensa demanda social. Pero atender las necesidades de las empresas formales y familias de clase media, con crecimiento totalmente estancado para el 2020, es otra inmediatez de corte social. Actualmente, cifras del Ministerio del Trabajo (MTPE) reportan casi 7200 empresas que se han acogido a la suspensión perfecta, afectando a casi 85,000 trabajadores.

  1. El 75% son empresas de 1 a 10 trabajadores.
  2. 21% son compañías de 11 a 100 trabajadores.
  3. 4% son empresas con más de 100 trabajadores.

Solamente si nos enfocamos en las dos primeras “tandas” (para que no digan que se habla de los ricos), estaremos hablando de 96% de empresas formales hoy suspendidas, que necesitan acceder a créditos de contingencia de #ReactivaPerú y del Fondo de Apoyo Empresarial MyPE. Sumado a ello, al no tener claro el descenso de la curva de la pandemia que nos regresaría a las actividades, está en juego el empleo de dos millones sesenta y siete mil (2.7 MILL) personas en el campo formal y un millón setecientos cincuenta mil (1.75MILL) que laboran en la informalidad. Dicho esto, es evidente que el fondo de treinta mil millones de soles de #ReactivaPerú y los otros ochocientos millones del FAE quedarán cortos, porque desborda la capacidad de los bancos y lo dispuesto por el MEF.

Otra historia sería si se colocara en el primerísimo lugar de las calificaciones a los créditos a TODA empresa formal que necesite rescate financiero. Total, de sus aportes así como de todos los contribuyentes es que está saliendo la plata para enfrentar la crisis y, en vez de tener incentivos por parte del Estado, es al sector pujante al que siempre le picotean el bolsillo para sacarle más y más tributos.

“Impuesto solidario” le dicen ahora al que se aplicará a los que ganen de diez mil soles (s/ 10 mil) para arriba. Como si no fuera ya el mismísimo grupo de formales que SIEMPRE está inmolándose por el Perú.

¿Y el impuesto a los signos exteriores de riqueza? ¿Qué pasó con eso? Porque eso sí que hubiera sido un gol de media cancha. Si el Gobierno hubiera tenido o aún tiene la verdadera voluntad de llenar la caja fiscal, más dinero obtendría de tanto informal (70% del país) que no contribuye en absolutamente nada al Perú. No porque no puedan hacerlo sino porque a la gran mayoría no le conviene.

Repito: SIGNOS EXTERIORES DE RIQUEZA. Al informal con excelente casa, impuesto. Autos nuevos, impuesto. Comercios y servicios visiblemente prósperos, impuesto. Aprovechemos todas las herramientas que tenemos ahora para garantizar el pase a la formalidad de todos esos grupos. A la larga será un beneficio porque serán en el transcurrir del tiempo el ensanchamiento de la clase media.

Expresado en palabras del Joven Centenario: “Esa es la gran reserva del país. Cierto que en el Perú somos comodones, pero alguien tiene que despertarnos. ¿Qué estamos esperando? Ojalá el Gobierno conduzca ese progreso”. Luis Bedoya Reyes.

Foto: Infomercado

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Censura y esclavitud

Seguir leyendo

Opinión

Alternancia y paridad: burradas y transparencia 

Seguir leyendo

Opinión

Martín, Maki y Mario

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo