Connect with us

Opinión

Corrupción y autoridad

Publicado

el

Por décimo segundo año consecutivo, las estadísticas del Freedom House muestran que los regímenes autoritarios están en auge. Setenta y un países han declinado en sus índices de libertades civiles y políticas, y la democracia está siendo puesta a prueba con nuevos tipos de autoritarismo.



El Perú está tan inmerso en su crisis de corrupción que está pasando desapercibido, para variar, lo que pasa en el mundo. Nuevamente no vemos el bosque de tanto árbol. Mientras el establishment político peruano post 2000 se rasga las vestiduras y pone cara de sucedido por el monumental grado de cutra aceptada por prácticamente todos sus representantes, y la reserva moral del postfujimorismo se hunde por el wáter de la caricatura de Hildebrandt en sus Trece, la democracia en el mundo sigue retrayéndose.

Por décimo segundo año consecutivo, las estadísticas del Freedom House muestran que los regímenes autoritarios están en auge. Setenta y un países han declinado en sus índices de libertades civiles y políticas ,y la democracia está siendo puesta a prueba con nuevos tipos de autoritarismo. Los hay de todo tipo, desde el fracasado autoritarismo a lo Maduro (por el que hasta los leones del zoológico tienen que ser regalados a entidades caritativas debido a la crisis de hambre) hasta los más exitosos, como el autoritarismo ruso de Putin y chino de Xi Jinping, potencias mundiales que hoy retan el liderazgo de los Estados Unidos. Ya hay una “Internacional autoritaria” con países como Turquía, Filipinas, Egipto, Hungría y Polonia, entre otros, que participa de lo que parece ser la decadencia de un modelo de democracia implantado después de la II Guerra Mundial.

La estrategia mundial de contención de los Estados Unidos se basó en el fomento de la democracia liberal: se creó la OTAN, la Unión Europea, la Organización Mundial del Comercio  y el concepto de la globalización. Después de la caída del Muro de Berlín se creía que iba a haber una convergencia automática de libertades políticas derivadas de la libertad económica y el libre comercio.

Sin embargo, todo esto tenía una falla: las libertades económicas y políticas no necesariamente estaban conectadas entre sí. Las unas no necesariamente no funcionan sin las otras; es más, todo lo contrario. A veces parece funcionar mejor una economía libre en un país con autoridad.  Ahí están los ejemplos de China y Rusia otra vez. Si a eso le agregamos el vacío de liderazgo mundial que han generado los Estados Unidos bajo Trump y su visión hacia adentro, tendremos la mezcla ideal para un cocktail explosivo en el que nuestra tan amada democracia westminsteriana no saldrá muy bien parada.

Toca mirar a países más parecidos a nosotros que estén creciendo más y mejor dentro de un entorno político más ordenado y de consenso obligado, y evaluar si las condiciones están dadas para aplicar lo mismo acá antes de que nos volvamos a hundir.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Edmer Trujillo: otra raya más al tigre

Seguir leyendo

Opinión

¿Elecciones o concurso de popularidad?

Seguir leyendo

Opinión

Ciudadano K

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo