Connect with us

Opinión

¿Controlar la calidad educativa o las universidades?

Publicado

el

¡De acuerdo con la Ley Universitaria, PPK no podría dirigir una escuela profesional!



El Congreso, a través de su Comisión de Educación, está en vías de abordar la modificación de la Ley Universitaria, la misma que el general EP Daniel Mora, su mentor, se empeña en desacreditar. Mora cree que SU Ley es perfecta e invariable; desconoce que hasta el mismo Jaime Saavedra ha aceptado que es perfectible como toda obra humana.

Y cómo no. La presunta perfección de la Ley Universitaria no se compadece de la situación actual de las universidades públicas que han perdido su estabilidad académica e institucional sin haber recibido incremento alguno en sus magros presupuestos. Hay caos y anarquía, desunión y desorganización, pugnas internas y cuestionamientos interminables que no existían y deberán ser arreglados por la fuerza de la SUNEDU o por la vía judicial. Daniel Mora y los interesados en que la Ley se mantenga invariable no quieren ver esta realidad, y cuando la ven la atribuyen a intereses espurios.

No es así. Los locuaces la llaman reforma y miran desde fuera sin conocer la realidad de los claustros, especialmente de los públicos adonde van los estudiantes de menores recursos. Mora se pasea sets de TV y primeras planas para descalificar a la ASUP, Asociación de Universidades del Perú, que ha recibido el apoyo de las entidades representativas de los sistemas universitarios en el continente, y que lamentan la situación del sistema peruano en abierta crisis y sin ente que lo represente.

La Constitución (artículo 18) otorga a las Universidades autonomía académica, económica y administrativa. ¿Qué autonomía puede haber cuando las universidades eligen a sus autoridades y la SUNEDU les da el visto bueno o las desconoce?

La entidad supervisora de la calidad educativa tiene la última palabra encima de las decisiones internas. El diseño legal y el accionar de la SUNEDU han permitido la ostensible interferencia del poder político. Una ley que se pretende reformadora a partir del control de la calidad de la educación crea el organismo de control total de las universidades, ejercido con mano férrea por quien fuera ministro de Educación del humalismo y lo sigue siendo.

Invito al lector a ingresar a la web del Congreso donde aparece el organigrama del Estado Peruano para los años 2012 y 2014, antes y después de la Ley Universitaria. En el 2012 el Sistema de Universidades, Públicas y Privadas aparece en Otros Organismos Autónomos. En el 2014, las universidades nacionales están dentro del Poder Ejecutivo, bajo el Ministerio de Educación. Según el artículo 17, las universidades públicas son titulares de pliego pero ahora están subordinadas al pliego de Educación.

Eso sin hablar del absurdo límite de los 70 años para la docencia solo para las universidades públicas. Nuestro ilustre presidente PPK puede conducir los destinos del país pero no dirigir una escuela profesional o una universidad nacional. Nuestro premio Nobel con sus ochenta años de producción laureada tampoco podría ser docente.

Los absurdos siguen pero no alcanza el espacio. A rectificar.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Gobierno golpista en piloto automático

Seguir leyendo

Opinión

¿Morir en una cárcel?

Seguir leyendo

Opinión

Que Kenji siga vendiendo plátanos

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo