Connect with us

Opinión

Contraloría: efecto paralizante

Publicado

el

¿Limitar montos de aporte a las campañas políticas es la forma más eficaz de combatir la corrupción?



Dice la historia que Jean Baptiste Colbert, ministro de Finanzas de Luis XVl, preguntó a unos comerciantes franceses qué podía hacer el Estado por ellos y recibió por respuesta: “Dejar hacer, dejar pasar”. Lástima que Edgar Alarcón no haya hecho la misma pregunta porque a mi juicio, la Contraloría sigue envalentonada y equivocada conduciéndose más bien bajo el lema “No dejar hacer, no dejar pasar”.

Y es que una de las habilidades que ha tenido la Contraloría estos últimos años ha sido imprimir un efecto paralizante al país. ¿Habremos regresado a la Edad Media? ¿Al oscurantismo declarándonos enemigos del progreso? ¿La inventiva será castigada con el infierno eterno? ¡Respondamos juntos, señor lector!

Hace unos días se ha presentado un proyecto de ley para limitar los montos de los aportes en las campañas políticas, estableciendo que si el candidato beneficiado fuera electo el aportante que hubiera superado el máximo permitido no podría ser proveedor del Estado.

¿Poner límite a los aportes es la forma más eficaz de combatir la corrupción? ¿O es más de lo mismo, un mecanismo simplista y poco eficiente para controlarla?

Además, la desproporcionalidad de la sanción es evidente: las grandes inversiones en el país vienen del sector público. El Estado tiene obras colosales, bolsillos inmensos y no quiebra. Esta norma casi desaparecería los aportes.

¿Habrán medido las consecuencias reales? ¡¡¡Definitivamente no!!! Necesitamos racionalidad y eficacia en nuestras normas, no seguir generando escenarios sombríos y llenos de restricciones.

¿Algunas ideas? Prohibir, por ejemplo, aportes de empresas del extranjero sin trayectoria, que son peores que los anónimos porque son percibidos como transparentes sin serlo.

¡Los aportes siempre deben ser bienvenidos, el problema no es el monto, sino el destino! Que obliguen a los partidos a tener un fondo partidario permanente, a promover representatividad, a brindar capacitación en la función pública (lo digo con el mayor respeto: la mayoría de congresistas nuevos necesitan un curso de nivelación urgente).

Los partidos tienen que tener carácter de permanencia. Es insólito que todos sus fondos se los gasten durante la campaña y luego tengan que pedir diezmos a sus congresistas o esperar contribuciones del Estado.

Paternalismo y dependencia son claros enemigos de la institucionalidad. Hace tres años la Corte Suprema de USA determinó que el límite de las aportaciones a los partidos políticos era inconstitucional.

¿Ellos avanzan y nosotros retrocedemos? ¡Respuesta correcta! Y un nuevo jalón de orejas a la Contraloría.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Entrevista a Pedro Gamio: “Guzmán no es el candidato vitalicio del Partido Morado”

Seguir leyendo

Opinión

El show de la mentira

Seguir leyendo

Opinión

Restas

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo