Connect with us

Opinión

Confesión premundialista

Publicado

el

Rusia 2018 parece al alcance de nuestro esfuerzo; sin embargo, a veces Perú parece jugar contra Perú.



A bola pasada y en raro domingo sin fútbol empiezo por hacer mi confesión. No aguanté después de lo de Maturín. Tiré las peinetas, me sentí robado una vez más y, ante todo, me vi absolutamente incapaz de entender cómo es posible salir al campo de juego a regalar medio tiempo. Disculpen. Todavía lo recuerdo y me acaloro.

Sin embargo, debo admitir que no soñé con un triunfo de tanta jerarquía como la puesta de manifiesto por el cuadro bicolor ante Uruguay. Llevo meses diciendo que no necesito ver la tabla de posiciones para jugar mejor y alcanzar la jerarquía anhelada. Se despejó un resquicio, una posibilidad real y no fríamente matemática de abrirse camino a Rusia 2018 mostrando partido a partido la jerarquía exhibida ante los uruguayos. Y pese a que confieso y descargo la conciencia no logro aliviar la zozobra.

Ya no soy ese adolescente que gritó los goles de Cubillas en México 70, que alguna vez me hicieron creer que sería permanentemente ganador. Soy un sobreviviente de junio de 1985 allá en el Monumental de River, cuando faltaban ocho minutos y estábamos en el mundial, Pasarella se fue, sacó remate lateral, Acazuzo manoteó y cuando Chirinos creía cubrirla… vino Gareca y nos sacó del Mundial.

Había un aroma a goles de Carty y el Chorrillano, la noche que tumbamos a Uruguay. También soy un sobreviviente de octubre de 1997, Estadio Nacional de Chile. Recuerdo estar escribiendo mi columna advirtiendo contra nuestro verdadero enemigo: el triunfalismo. Y Oblitas daba conferencia en ese instante y llamaba a ser triunfalistas porque íbamos a ganar. Le hice caso y el lunes Hildebrandt me cocinó.

Han tenido que pasar veinte años, las nieves del tiempo platean de lo lindo, y el mundial de fútbol vuelve a estar a nuestro alcance. Pero seamos realistas; lo que este equipo tiene por hacer, tras tumbar a Uruguay, es mucho pero mucho más complicado que lo que se intentó hace veinte años.

Y aunque me duela haber tirado las peinetas tampoco puedo ponerme exigente. La permanencia de Gareca es un tema para noviembre, cuando haya caído el telón. Ahora mismo no necesito que clasifique para renovarle la confianza. Pero solamente le pido una cosa: que nuestro equipo no vuelva a regalar medio tiempo más.

Y no estoy seguro: a veces Perú juega contra Perú.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Greta Thunberg, Lindbergh y Cristóbal Colón

Seguir leyendo

Opinión

“Ojo, a esa hora yo estuve en el Banco de la Nación”

Seguir leyendo

Opinión

Psicosocial

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo