Connect with us

Opinión

Concha y Toledo: equipo invencible

Publicado

el

Concha Calla es una pequeña muestra de nuestro submundo judicial: sus vergonzosas declaraciones nos han dejado estupefactos.



Dicen que Toledo ha iniciado cadenas de oración en Stanford para que la OCMA se rinda ante los pies del iluminado Abel Concha Calla y lo mantenga en su calidad de juez instructor en el caso Ecoteva. ¡Es que más parece su abogado de oficio! Definitivamente Alejandro nació parado.

Desde el siglo XV, a la justicia se representa con una mujer que lleva los ojos vendados, una balanza en una mano y una espada en la otra: «La justicia no mira a las personas, sino los hechos. Desafortunadamente en el Perú, a veces nos olvidamos que debe ser ciega, objetiva e impuesta sin favoritismos y sin temor, independientemente del poder, del dinero o de las eventuales represalias.

Concha Calla es una pequeña muestra de nuestro submundo judicial. Sus vergonzosas (¿o “exquisitas”?) declaraciones para el diario La República del jueves 24 de agosto pasado han dejado estupefacto a más de uno y no puedo dejar de comentarlas:

1. Un tema crítico es el pedido de detención con fines de extradición. Concha sostiene: “Lo que falta es la solicitud que debe enviarse a Estados Unidos. Hay que cumplir muchas formalidades y hay problemas […] Los pedidos de acumulación de los casos Ecoteva y  Odebrecht y la incapacidad  de la Fiscalía de preparar un expediente firme y completo”.

Habría que recordarle que el 1 de julio de 2017 fue denegada la apelación que rechaza el pedido de acumulación de procesos. ¿Se trata de un problema resuelto para todo el universo menos para él? ¿Hace casi dos meses? ¿Y lo sigue invocando como excusa?

Concha Calla debe ser es un gran cultor de la “teoría de la relatividad del tiempo”, en cuanto le favorece. Demoró tres largos años para abrirle proceso a Alejandro Toledo por Lavado de Activos, luego de consumar todas las artimañas y maniobras dilatorias que su imaginación podía producir, incluso la devolución de los expedientes a la Fiscalía en dos oportunidades por falta de pruebas. Hoy mantiene esas malas artes para seguir demorando la extradición.

2. Rafael Vela, fiscal superior de Lavado de Activos, acusa que la segunda solicitud de arresto provisorio está entrampada única y exclusivamente por las dolosas actuaciones judiciales de Concha Calla, quien dice haber identificado (¿o inventado?) siete ineficiencias en el expediente con la única finalidad de entorpecer el proceso y demorarlo ad infinitum.

Lo más absurdo es que este juez ya había, previamente, declarado fundada la solicitud de la Fiscalía.  Otra prueba adicional de las claras intenciones dilatorias de Concha Calla. ¿Estará solo o habrá toda una red de cómplices silenciosos que lo protegen? Es que resulta inaudito que, a pesar de su evidente conducta dolosa, recién y bajo absoluta presión (o tal vez para disimular su incapacidad) la OCMA haya actuado con alguna diligencia. Hace tiempo lo debió haber apartado de todos los casos vinculados al expresidente Toledo.

La gran fortuna de Alejandro es que la indignación ciudadana ante la oprobiosa actitud de Concha Calla es una gota en el mar de convulsión en que se ha convertido el Perú.  Nuestra irritación no dura lo suficiente. No hay marchas pidiendo su arresto provisorio y posterior extradición. Ni los maestros en huelga, ni las madres de Puno con el friaje y la anemia de sus hijos (un altísimo 70%) demandan castigo para un hombre que se enriqueció con fondos públicos. No existe la exaltación ciudadana necesaria para poner presión a todos los mecanismos de justicia y que realmente agoten esfuerzos para castigarlo.

Pérez Tello fue presta al declarar (abril del 2017): “Estas cosas no son tan rápidas; yo espero que en las próximas semanas el Ministerio Público tendrá ya una aceptación de la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos y el tema seguirá su curso, es cuestión de tiempo”. Si PPK pone excusas por la mala situación de la economía del país, su ministra de Justicia, bien aplicadita, toma el mismo camino y se despoja de toda culpa por este tema. Pablo Sánchez, por su lado, ha declarado que el camino podría acortarse en la medida de que el expresidente se allane.

Eso resulta obvio, pero Toledo ni en estado de meridiana locura lo haría. Hoy es un hombre libre, quizás hasta feliz e inmensamente rico. Esperemos que el acogimiento a la colaboración eficaz de Josef Maiman de mayores luces y celeridad al proceso, pero más ayudaría una verdadera voluntad política de hacer justicia. ¡Lo que daríamos por saber la verdad!

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Solo a los amigos del presidente

Seguir leyendo

Opinión

¡Presidente, no juegue más!

Seguir leyendo

Opinión

¿Y por qué no hablamos del “adelanto” de la “repartija” de “mermelada”?

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo