Connect with us

Opinión

Con K de Kultura

Publicado

el

La polarización se entroniza para generar miedo, desinformar o calumniar en el proceso electoral.



En medio de un uso inconsiderado de las emociones y la indignación, la polarización se entroniza para generar miedo, desinformar o calumniar. Como hace quince años, fujimorismo y antifujimorismo ocupan el escenario y los recuerdos nefastos –que creíamos no tenían lugar en jóvenes que no vivieron el drama de los noventa– ahora se hacen protagónicos a nombre de la ética política.

Hoy los jóvenes dan lecciones a los viejos, trayendo a  la escena lo que parecía borrado por la complacencia o el interés para  trivializar lo que nos dejó el fujimontesinismo, contra de quienes predican el conveniente olvido y el perdón.

Las sociedades deben tener memoria de lo que no queremos que se repita. Para ello necesitamos de la veracidad y del rechazo a la manipulación de la información sobre lo que realmente sucedió cuando gobernó el fujimorismo y cómo los principales responsables políticos de ese momento abdicaron ante los hábiles manejos del asesor Vladimiro Montesinos, cuya influencia parece no haber terminado.

Su encierro físico no garantiza que su ejemplo y métodos se hayan descontinuado y que no proseguirán en un gobierno de la delfina Keiko Fujimori. De ahí las desconfianzas y los temores que se agrupan en Keikonova.

Que el JEE falle con nocturnidad a favor de Keiko Fujimori alienta la desconfianza y la deslegitimación. Si bien sigue en carrera, se espera que en su momento el JNE aplique la ley con la misma fuerza y claridad que con César Acuña.

Nadie entiende cómo un acto donde la K fue central como propaganda ostensible devino en un acto “Kultural”, no proselitista, estando la candidata Keiko ahí presente. Y cómo el regalo no era un recurso para la popularidad de K.

La ambigüedad intencional es juzgada como no ética en situaciones en donde el objetivo es transmitir información clara. El problema es el comportamiento antiético dentro de la comunicación política. Se reclama que se ponga la verdad donde es evidente la manipulación que deja al elector como poco inteligente, por decir lo menos.

La polarización crece y nos puede llevar a excesos. Se anuncia un cinco de abril movido y no precisamente Kultural. A cuidar la democracia: jugar con las calles es riesgoso y siempre pueden desbordarse o replicarse incidentes nefastos como los del 29 de julio del 2000, posterior a la Marcha de los Cuatro Suyos. No olvidar que hay filomontesinistas sueltos en plaza.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Nido de serpientes

Seguir leyendo

Opinión

Elecciones risibles

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído: Mensaje mafioso

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo