Connect with us

Opinión

¿Cómo? ¿En Virginia?

Publicado

el

¿Qué pudo provocar la violencia desatada en Charlottesville?



Debo confesar que la violencia desatada en la pequeña ciudad de Charlottesville, Virginia, sede de la prestigiosa Universidad de Virginia, me dejó muy sorprendido. ¿Qué la podía haber provocado en un lugar conocido hasta ahora como un centro académico de primer nivel?

Entre sus famosas escuelas se encuentra una facultad de derecho de gran tradición. ¿Por qué precisamente en el lugar que tiene como telón de fondo la memoria de su fundador y gran pensador liberal —así como tercer presidente los Estados Unidos— Thomas Jefferson, se desencadenó una furia irracional entre extremistas blancos y gente que defendía una mal pensada disposición municipal?

¿Cuál fue la chispa que encendió el conflicto? En mi opinión una orden absurda del municipio de Charlottesville de remover el monumento al general Robert E. Lee. Desde la distancia del Perú me pregunto si se justificaba la decisión que prendió la mecha para  generar el caos.

¿Y quién fue este general Lee? Se trata de un distinguido militar  graduado con honores en West Point que peleó con valentía en la injusta guerra con México y que sofocó la revuelta de un antiesclavista blanco dos años antes de la Guerra Civil entre el Norte y el Sur. Cuando su estado natal Virginia abandonó la Unión, Lee optó por servir a su Estado dejando el ejército norteamericano en el cual había militado toda su vida.

En la Guerra Civil, Lee se distinguió como un gran estratega e inflingió importantes derrotas a los ejércitos del norte. Sin embargo, perdió la decisiva batalla de Gettysburg. En 1865, fue nombrado jefe de los ejércitos del Sur y en esa condición se rindió en Appomatox a las fuerzas del general Grant, con lo que terminó la Guerra Civil. Lee es considerado un héroe por la población blanca del sur, no solo debido a su trayectoria militar sino también por su caballerosidad y hombría de bien.

Obviamente la población negra de los Estados Unidos tiene una visión distinta de su figura y es natural que así sea. Lamentablemente, la remoción de su estatua dio el pretexto para que extremistas blancos atropellaran con un automóvil al público que se pronunciaba contra ellos. Un verdadero horror que nunca debió haber ocurrido.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Retrato de un gobierno dictatorial

Seguir leyendo

Opinión

ONU: homenaje al genocidio

Seguir leyendo

Opinión

Irracionalidad

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo