Connect with us

Opinión

Chile impresionó

Publicado

el

En el país sureño de solo 18 millones de habitantes, casi el 10% de la población estaba regado en las calles y plazas como ríos humanos.



El 25 de octubre impresionó ver una multitud de más de un millón doscientas mil personas en las calles de Santiago de Chile, no por un concierto libre de los Rolling Stones ni por ganar la copa mundial de fútbol. Se trató más bien de una protesta corajuda de los habitantes sureños para ser oídos, fuerte y claro, por el presidente Sebastián Piñeira, y a la vez, de un mensaje de identidad colectiva de un país bastante avanzado para los estándares sudamericanos.

En un país como Chile, de solo 18 millones de habitantes, casi el 10% de la población estaba regado en las calles y plazas como ríos humanos. Imagínese usted si eso fuera a ocurrir en el Perú. Sí, todos aquí se preguntan justamente eso. Acaso podría ocurrirnos eso mismo: semejante demostración de masas populares que reclamasen, por ejemplo, que paren los enfrentamientos políticos y dejen de robar millones en megaobras inútiles de la corrupción y que a los policías los dejen trabajar en contra de la delincuencia callejera.

¿O es que ya es tarde para reclamar hasta lo más elemental? Para explicar la súbita reacción de los ciudadanos chilenos debemos mirar al menos tres factores.

El primero es el impacto que tiene hoy el acceso a la Internet, es decir a la información libre, sin censura e inmediata en la redes sociales. Dicen que ahora en Chile las comunicaciones por Internet son tan intensas y usadas durante las manifestaciones que hasta sus sistemas se sobrecargan y ralentizan.  Segundo: la identidad nacional compuesta por el grado de educación, bastante buena en Chile –contrariamente al retroceso en el Perú– y el peso de su historia y experiencia diarias labrado en el ADN colectivo. Tercero, la integridad y valores que los forman y constituyen como sociedad y generan aspiraciones de progreso o de indiferencia.

Chile es un país moderno, sin la anemia y la pobreza del Perú. Aquí tres o cuatro de cada cinco niños son flaquitos y desnutridos, el gobierno tiene el norte del país abandonado desde hace años como si nada, y nos tienen enroscados en diarreas incontenibles pues el agua no es potable ni en los hospitales. En Chile, Odebrecht jamás pudo dar un puntazo en la puerta, como en el Perú de los Graña y de los Miró Quesada dueños de El Comercio: aquí solo se construyen megaobras corruptas e inútiles con una sola consigna (robarle al Estado y a los peruanos LO MÁS QUE SE PUEDA y mejor si es por cincuenta largos años a la vista y paciencia de todos).

Aquí hasta salen fiscales vendepatria y exministros del Interior a reclamar que le paguemos de una vez a Odebrecht. ¿Increíble, verdad? En el Perú eso es perfectamente normal, pero en Chile no. Aquí hay corruptos natos a quienes defiende cierta prensa, pero allá El Mercurio o La Tercera –los diarios populares de Chile– no defienden a corruptos ni atacan a inocentes.

Aunque las realidades latinoamericanas son contagiosas y se acercan mucho entre sí, nadie puede afirmar que lo que sucedió en algún lugar se repetirá en nuestro terruño. O si por ejemplo, la atrevida reelección de Evo Morales o la ignorancia de Nicolás Maduro en temas económicos son un preámbulo inminente de la incapacidad de Martín Vizcarra. Lo que sí podemos afirmar es que la gente de a pie está al límite, sea en el Perú, Argentina, Ecuador o en Venezuela, y que la causa menos inesperada podría reventar finalmente la paciencia de millones de individuos, al igual que sucedió con los chilenos.

Y en nuestro Perú, ¿cuándo aprenderemos a protestar con identidad y valentía por lo que realmente vale la pena?

Foto: Expansión.mx

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Luto morado

Seguir leyendo

Opinión

Coyuntura electoral: Ejecutivo en modo indignación

Seguir leyendo

Opinión

“¿Estás seguro de que lo puedes hacer o pongo a otro?”

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo