Connect with us

Opinión

¡Chau, adenda; chau, gabinete!

Publicado

el

Después de la batalla y muerto el entripado, ases del "destrabe" pagarán por haber defendido un arreglo lesivo más allá de lo razonable.



Cuesta creer que el ministro Giuffra y quienes lo empujaron a pronunciarse hayan pensado que podían dar un plazo de tres meses para encontrar una solución en la que no se descartaba la continuidad de Kuntur Wasi en la construcción del aeropuerto de Chinchero.

Luego el presidente Pedro Pablo cambió los tres meses por tres días. El plazo se ha cumplido. El vínculo de Kuntur Wasi con el gobierno ha quedado disuelto de mutuo acuerdo.

Un muy mal contrato firmado por la administración Humala, que ya resultaba perfectamente resoluble, fue mantenido por la vía de una adenda con irregularidades que fue defendida por el gobierno más allá de todo criterio razonable.

Por fin. Ha caído el telón… o eso creo. Como en esas películas en las que no basta matar a un vampiro y es preciso clavarle una estaca en el corazón, el contrato y la adenda han muerto dos veces y ojalá no se vuelvan a levantar. El “infame” Congreso naranja tenía razón.

Después de la batalla y muerto el entripado, quedan igual varias imágenes para el recuerdo. Quizás la más fuerte sea la de Pedro Pablo con la ira crispada en el rostro exclamado eso de “¡A los que nos critican cállense y déjennos trabajar! Pero no menos pasmo produce recordar el grueso de opinantes y parlantes de los medios principales entonando monocorde coro aprobatorio a los tres meses otorgados por Giuffra.

En perspectiva, quien más pierde es el gabinete Zavala que ha quedado herido de muerte. En el balance quedará su primera presentación al Congreso, cuando nos dio a entender que Humala había dejado el aparato de gobierno en el mejor de los estados. A partir de ahí el Congreso empezó a ejercer el control político.

Zavala parecía dúctil, volvió al día siguiente con una visión más cercana a la realidad y subrayando la necesidad de destrabar las inversiones. Esa fue la bandera, la palabra de moda: destrabar. Y el proyecto Chinchero- Kuntur Wasi había que destrabarlo a cualquier costo. Han pasado tres largos meses defendiendo como gato panza arriba un arreglo que era lesivo al país.

Y hasta qué punto se habrá devaluado el gabinete Zavala que hasta el que supuestamente serruchaba al premier para sucederlo, Nieto, ha quedado chamuscado.

Cayó la adenda de Chinchero. Esa será mañana noticia de ayer y terminará, acaso, cediendo lugar al anuncio de Pedro Olaechea como nuevo primer ministro.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Discriminación aberrante

Seguir leyendo

Opinión

¿Y los 80 hospitales equipados para diciembre de 2019 que prometió, señor presidente?

Seguir leyendo

Opinión

Maki no se perdió de mucho

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo