Connect with us

Opinión

¿Chapa a Nadine y déjala paralítica?

Publicado

el

No existe ningún fundamento en la realidad como para conferirle a Heredia los mismos poderes que tenía Montesinos en la cúspide del régimen fujimorista.



No se entiende qué poder puede tener un gobierno —al que la mayoría de la opinión pública percibe en franco estado de desintegración— sobre todo el colegiado del Tribunal Constitucional. Pues esa es la tesis que algunos vienen sosteniendo con relación a una supuesta maniobra que favorecería a Nadine Heredia en el caso del hábeas corpus que la exime de ser investigada así como a sus allegados por lavado de activos.

Como se sabe, el TC deberá decidir si la investigación continúa o queda definitivamente archivada. La maniobra consistiría en que el propio tribunal ha modificado su reglamento para que la mayoría en ciertos casos (expedir o apartarse de un precedente vinculante o emitir sentencias interpretativas) esté compuesta de cuatro votos y no de cinco como venía siendo hasta el momento. Así pues, se insinúa que Nadine Heredia ya tendría a esos cuatro magistrados que fallarían a su favor y que ese es el sentido del cambio de reglamento.

No vamos a discutir aquí los argumentos doctrinarios que puede haber llevado al TC a una decisión sobre la mayoría de votos que hacen una sentencia en los casos mencionados, pues ese es un tema de especialistas en derecho constitucional. Lo que sí podemos discutir es el sentido común de las opiniones que dicen que el tribunal estaría al servicio de los intereses de Nadine Heredia. ¿Por qué? ¿Con qué lógica? ¿Qué ganan los magistrados si la composición del TC sobrevivirá al gobierno? ¿Cuál es el poder que tendría Heredia sobre ellos? ¿Cómo un gobierno que no puede mantener cohesionada a su propia bancada sí podría cohesionar al TC para que falle a su favor? ¿Y al Poder Judicial? Simplemente, resulta absurdo.

Creo firmemente que Nadine Heredia le ha hecho mucho daño a la institución de la Presidencia de la República como al gobierno de su esposo. Y como política deja mucho que desear, tal como lo atestigua el 80% de rechazo ciudadano y el descalabro gubernamental. Pero es precisamente porque deja mucho que desear como política que es muy difícil creer que pueda ser capaz no solo de controlar al Poder Judicial, sino además al Tribunal Constitucional.  

Los análisis políticos no se pueden hacer en base a leyendas urbanas ni a especulaciones sin un mínimo de sentido común. No existe ningún fundamento en la realidad como para conferirle al gobierno ni a Nadine Heredia los mismos poderes que tenía Montesinos en la cúspide del régimen fujimorista. No es el caso por donde se le mire.

El Estado de derecho no es legítimo solo cuando nos favorece o cuando favorece nuestras opiniones. Debe serlo también cuando le da la razón a quienes detestamos. No se pueden permitir los linchamientos en una sociedad civilizada. Y si alguien tiene alguna prueba de que Nadine Heredia o el gobierno ha comprado, manipulado o coactado al Tribunal Constitucional o al Poder Judicial para favorecerlos, pues que la presente. Lo demás son puros chismes de callejón de un solo caño.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Psicosocial

Seguir leyendo

Opinión

El síndrome de Keiko Fujimori

Seguir leyendo

Opinión

Nido de serpientes

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo