Connect with us

Opinión

Cerrar las puertas de la capital no es la solución

Publicado

el

Las oportunidades deberían llegar a todos los pueblos.



A estas alturas ya todos conocemos cuál es la historia detrás de Cantagallo, de su población shipiba y del protagonismo de esta a razón de uno y dos proyectos de inversión pública. Ya hemos visto los contratos, adendas, fideicomisos, nuevas negociaciones, promesas, ilusiones rotas, mientras la pelota se pasea de un lado a otro para librar/impartir culpa. Y hasta ahora no entienden qué se debe hacer cuando la leche está derramada. Se trata de un tema de responsabilidad que de todas formas se verá, pero lo que necesitamos son acciones y propuestas para atacar directamente el problema.

No podemos perder el tiempo en clasificar a la gente con palabras que no existen. Es imposible no reconocer que Lima es una ciudad  multicultural. Por lo menos, yo he visto y he vivido aquí con varias culturas personificadas en gente maravillosa, luchadora; en queridos amigos que han venido de distintas partes del país. ¿Saben para qué? Para aportar.

Entonces: ¿quiénes son los shipibos-conibos y qué hacen aquí? Simple: son seres humanos como tú, como yo y como todos, que vinieron en busca de oportunidades.

Ojo: sí es reprochable apropiarse de lo ajeno, pero por defender los conceptos de propiedad, posesión, prescripción, etc. no se puede caer en juegos discriminatorios y racistas. La verdad es que tenemos una constante migración: no por un simple placer, sino porque venir a la capital responde a la búsqueda de oportunidades que no se encuentran en los pueblos originarios.

Tenemos a un Estado que no es capaz de estar presente en todo el territorio. No llega a todos los pueblos. Y lo digo con base en realidad, pues he viajado y escuchado aquellos agudos pedidos de supervivencia de quienes están olvidados en los Andes y en la selva.

Entiendan: la solución no está en cerrar las puertas de la capital, sino en convertirnos en un Estado que deje el escritorio para ir a conocer su realidad. Solo a partir de ello se podrá generar oportunidades que lleguen a todos los pueblos.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Por qué legalizan la estupidez?

Seguir leyendo

Opinión

Lo que comienza mal termina mal

Seguir leyendo

Opinión

Matemáticas y sentido común

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo