Connect with us

Opinión

Cateriano no hizo cuestión de Estado

Publicado

el

Pidió facultades pero... ¿alguien confía en que Segura nos sacará del marasmo económico? ¿La inseguridad ciudadana se aplacará con el séptimo ministro del Interior en cuatro años de gobierno?



Su discurso se tituló “Por la continuidad y la grandeza de la Patria”, pero bien pudo ser también, más acorde con la realidad del mismo, “Por la continuidad y la medianía de la PCM”.

Lo cierto es que si alguna sorpresa causó la presentación de Pedro Cateriano ante el Congreso para exponer la política general del gobierno y solicitar, en consecuencia, el voto de confianza para su gestión, esta fue tan opaca como la de sus antecesores en el cargo, en un momento en que unos cuantos esperaban algún giro político mucho más dramático.

Ello, sin duda, porque fue el propio Cateriano quien había afirmado poco antes de ser nombrado para el cargo —cuando fue censurada su predecesora— “que el Perú vivía los momentos más difíciles de su historia republicana.” Aún más: afirmó que se “abría una etapa constitucionalmente interesante” en el que el premier podía hacer “cuestión de Estado” sobre su plan de acción político y que el Congreso tendría que considerar, de no otorgarle la confianza a sus planes, irse a su casa.

Pues nada de eso ha sucedido, por lo menos hoy. Lo más saltante de su discurso ha sido el pedido de facultades al Legislativo “en materia económica, social y sobre seguridad ciudadana, lucha contra la corrupción y narcotráfico”. Esto no hubiese sonado a chiste —como suena cualquier pedido de esa naturaleza que no se da al inicio de un mandato (¡estamos al final!)— si Cateriano hubiera hecho, precisamente, “cuestión de Estado” sobre lo solicitado. Entonces estaríamos hablando de un estadista que le advierte al país que sin tales o cuales medidas es imposible que el Perú salga adelante y que, por  lo tanto, o él se va a su casa o se va el Congreso.

Pero al parecer ninguno de los dos va a irse a ninguna parte. Cateriano ya iba con los votos asegurados para su investidura tal como lo adelantaran el APRA hace un par de días y el fujimorismo hoy en el mismo hemiciclo. Así, pues, la “cuestión de Estado” sobre su política de gobierno quedó para los anales de las crónicas periodísticas dejando a un Cateriano instalado en el premierato y a un Congreso inamovible a partir del 28 de julio.

Resulta difícil que le den las facultades a Cateriano en temas en los que el gobierno ha venido fracasando desde hace mucho. ¿Alguien confía en que saldremos del marasmo económico con Segura a la cabeza? ¿Alguien cree que se aplacará la inseguridad ciudadana y el narcotráfico con el séptimo ministro del Interior en cuatro años de gobierno? Y ahí nomás lo dejaríamos sino fuera porque el discurso de cierre de Cateriano dirigido a la representación nacional elevó el nivel del debate y le dio la confianza con el voto de 73 congresistas.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Greta Thunberg, Lindbergh y Cristóbal Colón

Seguir leyendo

Opinión

“Ojo, a esa hora yo estuve en el Banco de la Nación”

Seguir leyendo

Opinión

Psicosocial

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo