Connect with us

Opinión

Castañeda: ni mudo ni dócil

Publicado

el

Alonso Segura creyó al alcalde fácil de jaquear pero no contó con sus reflejos políticos.



Alonso Segura creyó a Luis Castañeda fácil de jaquear pero no pensó que el alcalde impondría condiciones sin dejarse avasallar, tal como sucedió con la tacha ante el Jurado Nacional de Elecciones cuando era el candidato puntero y llamó a protestar en las calles.

Con excelentes reflejos políticos emplazó al titular del MEF a “buscarlo y pasar por su oficina”. Si el Ejecutivo —Nadine Heredia de por medio— quería forzar a Solidaridad Nacional a negociar con el nacionalismo en el Congreso, la maniobra deleznable estaba muy cantada.

El bypass de 28 de Julio y el puente Bella Unión, entre otros proyectos, han enfrentado numerosas trabas, presiones y negociaciones. Fuera por pragmatismo o por necesidad, el partido de Castañeda respaldó sucesivamente al gobierno en el Congreso pero los amores solo llegaron hasta la elección de la última Mesa Directiva, cuando Solidaridad recuperó libertad y peso propio.

Y es que el alcalde tiene mucho margen de maniobra. El municipio no depende de la aprobación del MEF para las licitaciones y su autonomía ha sido técnicamente bien llevada. Insólitamente, Segura se preocupa por el bolsillo de los pasajeros no en el presente sino para el futuro, al afirmar que los proyectos no serían sustentables. Saludable inquietud que sin embargo no la exhibe tan sólida cuando los precios suben o la economía se enfría.

No hay razón para la pelea salvo que, como muchos hacen notar, haya otros intereses en juego. Esperemos que la reunión entre Castañeda y Segura permita el sinceramiento y ponga punto final a la pugna. Que el gobierno entienda que la bandera de la reforma del transporte de Lima es compartida y defendida por todos los limeños, hartos de tanto tráfico inmanejable y de excesivas horas perdidas, en medio de la tensión. De ahí su alta popularidad, sobre el 70%, que no es mellada ni por campañas mediáticas ni por interferencias gubernamentales evidentes.

Castañeda puede movilizar a la gente y derrotar a los transportistas que hace dos días pretendieron sitiar la ciudad contra la reforma; también a quienes como Alonso Segura usan su poder bajo consigna. Su gestión tendrá sentido si logra que el transporte de Lima sea menos amenazante y caótico y se desdibujará si ese objetivo indispensable hace agua. Su éxito radicará en su resistencia a todo tipo de amenaza. Hasta ahora lo está haciendo bien aunque de hecho la gente espera más.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Expreso revela “la conexión humalista” de Maximiliano Aguiar

Seguir leyendo

Opinión

Hace rato que el fusible se fundió

Seguir leyendo

Opinión

La historieta del golpe de Estado

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo