Connect with us

Opinión

#CADE2018 Thomas Friedman: “Pasamos el 51% de nuestras vidas en el ciberespacio, donde no hay luces rojas, no hay policía, no hay leyes”

Publicado

el

El tres veces ganador del Premio Pulitzer habló sobre los desafíos de la transformación global.



“Estamos viviendo en una época de aceleramiento que no solo está cambiando el mundo, sino que está transformando la política, la geopolítica, el trabajo, la ética y la comunidad”, afirmó Thomas L. Friedman ante el auditorio de la CADE. “El poder de uno, lo que un individuo puede hacer, es algo nunca antes visto […] En Estados Unidos hay un presidente que puede sentarse en pijama en la Casa Blanca y llegar vía Twitter a un billón de personas, sin ayuda y sin filtro. Pero lo más terrible es que el líder de ISIS puede hacer lo mismo”.

En un contexto polarizado como el presente, en el que campea la impunidad en las redes sociales y la posverdad se erige como arma de colonización ideológica, el tres veces ganador del Premio Pulitzer subrayó la necesidad de enfocarnos en el gran problema que supone que los humanos y las máquinas tengan tanto poder. Y los murmullos de aprobación de gran parte del auditorio revelaron que se trata de un desafío cotidiano e ineludible para los ejecutivos peruanos, que cargan sobre sus hombros la exigencia social de un crecimiento con resultados en un marco de integridad, sostenibilidad… y crisis política permanente.

Friedman, asimismo, estableció al año 2007 como el principal punto de inflexión de la historia después de la invención de la imprenta: fue cuando Steve Jobs presentó una computadora de mano, abrieron varias plataformas digitales –entre ellas Facebook y Twitter–, Google compró Youtube, apareció el Kindle y Netflix emitió su primer video. Esta revolución nos ha llevado a un estado actual que obliga a “aprender más rápido para gobernar más inteligentemente”; es decir, a tomar conciencia de que pasamos “el 51% de nuestras vidas en el ciberespacio, un lugar donde estamos todos conectados y donde nadie está a cargo: no hay luces rojas, no hay policía, no hay leyes” y que, en consecuencia, demanda una profunda voluntad de adaptación.

“Es un espacio que no tiene Dios, estamos en una intersección moral”, remarcó. 

Pese a lo desconcertante del escenario, Friedman se permitió ser optimista: “Este también es un momento en el que todas las personas pueden arreglar todo; nunca hemos sido más parecidos a Dios que ahora”. Un apunte que nuestra clase política (¿existe aún?) y empresarial debería asumir como mantra.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Leviatán desencadenado

Seguir leyendo

Opinión

Ahora sabrán lo que es fascismo

Seguir leyendo

Opinión

Fragmentación electoral

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo