Connect with us

Opinión

Butters, amigo: ¡presente!

Publicado

el

Durante años, los mismos empresarios que lo auspiciaron y le dieron tribuna hoy supuestamente lo condenan, quitándole el avisaje y botándolo de la radio. 



Nadie va a discutir el derecho que tiene un medio de comunicación a prescindir de los servicios de un periodista si la línea de ambos es incompatible. Durante varios años el periodista Phillip Butters un querido y buen amigo— condujo y comunicó sus opiniones en un programa de Radio Capital, del Grupo RPP. La línea de esas opiniones siempre tuvieron el mismo tenor con referencia a una serie de temas sin que la administración de la radio manifestara su disconformidad.

Así pues, no es que la línea del medio de comunicación y la del periodista fuera cada una por su lado. El hecho de que Radio Capital despidiera al periodista por haber “comprometido” su imagen y la del medio participando de una marcha cívica el último sábado es, en realidad, un engañamuchachos. La realidad es que el medio ha cedido ante un chantaje de redes sociales así como también lo han hecho algunos anunciantes que acompañaron a Butters durante los años que estuvo en el aire diciendo exactamente lo mismo que dijo el último sábado en la marcha #ConMisHijosNoTeMetas. En simple: Phillip no los ha comprometido en nada que no los haya comprometido conduciendo su programa radial hace ya varios años.

Si hay algo que me repugna en su censura es la absoluta cobardía del grupo radial que lo cobijó, así como la de los anunciantes que ante la primera chilla de unos cuantos han salido corriendo como si estuvieran en contra de lo que dijo Butters, cuando durante años auspiciaron y dieron tribuna a los mismos dichos e ideas que hoy supuestamente condenan quitándole el avisaje y botándolo de la radio.

Los boicots —es decir, los chantajes— funcionan SOLO cuando hay un cobarde que se deja intimidar. Cuando la campaña electoral de Estados Unidos estaba en sus inicios y un excéntrico Donald Trump peleaba por liderar la nominación republicana, una chilla de la misma naturaleza que la que hoy botó a Butters pretendió intimidar a Trump boicoteando sus negocios en todo el país. El magnate no se dejó intimidar y siguió adelante hasta convertirse en el cuadragésimo quinto presidente de los Estados Unidos. Eso es ser un EMPRESARIO y un LÍDER con mayúsculas.

Las personas CON principios no se dejan intimidar ni amenazar ni chantajear por pocos ni por muchos y, cuando lo hacen, sus “negocios” siguen la suerte de su conducta, esto es, se convierten en empresas de medio pelo. Esa es mi impresión hoy de Entel, Passarela, Artesco, BBVA, Backus, Verisure y otras más.

En cuanto a Phillip, hoy más que nunca le reafirmo mi amistad. Rescato su valor por sostener sus opiniones, virtud de la que carecen muchas “empresas” y “empresarios” del Perú.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Sombría salida de la cuarentena

Seguir leyendo

Opinión

Los voceros de las AFP

Seguir leyendo

Opinión

Discriminación aberrante

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo