Connect with us

Opinión

Bomberos: indefendible indolencia

Publicado

el

Desafortunadamente la creación de la Intendencia Nacional de Bomberos hoy parece letra muerta: ha pasado más de un año y se siguen agravando sus carencias.



Los bomberos solo merecen agradecimiento de la población: su desprendimiento y solidaridad son un ejemplo. Por ello, hay que reconocerle al exministro Carlos Basombrío su valiosísimo apoyo al Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú.

En el marco de las facultades delegadas logró la aprobación del Decreto Legislativo 1260, mediante el cual se creó la Intendencia Nacional de Bomberos con un presupuesto asignado de 100 millones de soles, para facilitarles los recursos logísticos y de equipamiento indispensables. Esta normativa había sido un clamor por décadas y respecto a ella innumerables gestiones solo atinaron a mirar de costado. En efecto, todos se deshacían en agradecimiento: los llenaban de medallitas y pergaminos pero jamás se la jugaron por ellos.

Desafortunadamente hoy la norma parece letra muerta; ha pasado más de un año y se siguen agravando las carencias. Hay una lucha interna de poderes por el control de la Intendencia y de sus millones, ante un ministro silencioso y débil que no tiene la capacidad de liderar el cambio ni dar la cara ante tan oprobiosa situación.

He tomado conocimiento de que las licitaciones para comprar equipos –ya sea de seguridad personal como los indispensables para oxigenar y atender a las víctimas de incendios– están listas desde noviembre del 2017, con bases y especificaciones a prueba de corrupción, absolutamente blindadas… cosa que parecería no haberle gustado al ministerio porque les quita todo “espacio discrecional” para maniobrar.  En efecto, desde hace meses quieren cambiarlas sobre la base de que no habrían recibido la aprobación de OSCE.

En otras palabras, se les ha cerrado toda la posibilidad de chorreo, coimas, sobornos y manipulación, y eso los tiene paralizados. ¡Ministro, necesita romper esa atrofia ya!

El dinero público destinado a los bomberos es SAGRADO y es casi tan malo que se use en coimas como que no se utilice. ¿Tenemos que esperar el próximo gran incendio para recordar sus penurias? ¿Requerimos otra Mesa Redonda, otro Cantagallo y demasiadas vidas humanas perdidas para lamentarnos, y que el invisible ministro del Interior sea convocado al Congreso a dar explicaciones? ¿Más de lo mismo? ¿Como siempre vamos a llorar sobre la leche derramada, por un Estado que es incapaz en todos los aspectos de dotar de seguridad a sus ciudadanos?

Hoy la vida de los peruanos solo gira en torno a la corrupción del Poder Judicial: a eso se ha reducido nuestro día a día, al tiempo de que los ministros permanecen en absoluta zona de confort. Salvo el escándalo que acabo de describir –y que, desafortunadamente, no ha tenido mucho rebote en los medios– absolutamente “están pasando piola”. El accountability y la rendición de cuentas les es absolutamente ajena.

Lo penoso es que cuando nos demos cuenta quizá ya sea muy tarde.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Entrevista a Pedro Gamio: “Guzmán no es el candidato vitalicio del Partido Morado”

Seguir leyendo

Opinión

El show de la mentira

Seguir leyendo

Opinión

Restas

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo