Connect with us

Opinión

¡Así caiga PPK!

Publicado

el

A Verónika le parece imposible que, habiendo sido ministro de Economía y primer ministro, Pedro Pablo no se haya dado cuenta. ¿Y ella con las agendas de Nadine y la plata brasileña?



Es probable que haya aumentado el número de ciudadanos indignados y quizás por eso, y por la necesidad de tener un perfil propio, Verónika Mendoza ha sido la primera en jugar sus cartas de cara a la presente crisis desatada por los destapes de Odebrecht.

Veremos si su instinto político le da réditos. Respaldó una marcha anticorrupción para la próxima semana y, como era esperable, anunció que si era preciso que caiga Pedro Pablo para limpiar el país pues que así sea.

Al margen del resultado de la marcha convocada por la excandidata presidencial, su iniciativa revela quizás un primer adelanto de cómo serán los pulseos políticos en la era post Odebrecht. La sartén le va a decir a la olla; el tuerto le va a reclamar al ciego.

La misma persona que hace unos meses se pronunció ante los peruanos proclamando su adhesión a la candidatura de Pedro Pablo y llamando a votar por él… prácticamente ha anticipado su salida por la puerta falsa.

¿Cual sería el argumento principal para vacar al actual presidente? Según Verónika es imposible que él no haya estado al tanto de los malos manejos, habiendo sido ministro de Economía y primer ministro en el gobierno del que fuese sano y sagrado y ahora es percibido como caco y comprado.

Es en ese punto que entra a tallar el tejado de vidrio que a todos cubre tras el factor Odebrecht. Porque independientemente del pertinente cuestionamiento a Pedro Pablo y su rol, lo que resulta verdaderamente conmovedor es escuchar el cuestionamiento en boca de alguien cuya letra está registrada con anotaciones comprometedoras en las agendas de Nadine, alguien que era mano derecha de la cónyuge de Humala y que dice en cien tonos que ella no sabía nada… mientras el dinero brasilero circulaba de lo lindo.

El que menos tiene esqueletos en el closet y así será la contienda de ahora en adelante. Verónika necesita estar en condiciones de decir, cuando el tema agendas de Nadine llegue al juzgado, que la acusan por liderar la lucha anticorrupción.

Es natural que todo personaje político quiera llevar agua para su molino, pero Verónika Mendoza y sus asesores pueden haber exagerado. Se les reconoce la audacia y sentido de la oportunidad, porque la asistencia a la marcha del 16 de febrero será como un plebiscito callejero entre las izquierdas. ¿Y nada más? Gran pregunta para tiempos de indignación.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Elecciones risibles

Seguir leyendo

Opinión

Mensaje mafioso

Seguir leyendo

Opinión

Unas de CAL, otras de arena

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo