Connect with us

Opinión

¿Argolla caviar inconstitucional?

Publicado

el

Tribunal Constitucional declara infundada la demanda contra ley de bancada mixta pero, sin contar con los cinco votos requeridos, ordena la modificación del reglamento del Congreso permitiendo que parlamentarios renunciantes formen un nuevo grupo parlamentario. 



Mientras todos estábamos ocupados con la divulgación de nuevos audios que implicaban a algunos políticos en la podredumbre de nuestro menesteroso sistema de administración de justicia, la argolla caviar del Tribunal Constitucional (Miranda Canales, Ramos Núñez, Ledesma Narváez y Espinoza-Saldaña Barrera) aprovechó el pánico y declaró infundada la demanda de inconstitucionalidad contra la ley de la bancada mixta pero, a la vez, reglamentó que los congresistas que renuncien “a conciencia debidamente justificada” podrán conformar a partir de ahora una nueva bancada.

A primera vista, aquí ha ocurrido algo que es sumamente peligroso porque el TC le está ordenando al Poder Legislativo que modifique su reglamento interno sin que nadie se lo pidiese; además de provocar –como daño colateral– un gasto estatal no contemplado (claro que cuesta –¡y mucho!– implementar oficinas y personal para otros grupos parlamentarios). Ya entrando al plano legal, lo más embarazoso es que, de acuerdo con el abogado constitucionalista Domingo García Belaunde: “para realizar cambios en el Reglamento del Congreso, que tiene rango de ley, se debe contar con cinco votos y la sentencia solo recoge cuatro”. En otras palabras, ¡estamos hablando de un fallo inconstitucional!

Ni bien se hizo pública dicha determinación, este portal se comunicó con el doctor José Sardón –miembro también del TC que regularmente mantiene una postura divergente a la de sus coleguitas caviares– para que nos dé detalles de la polémica sentencia, pero se limitó a decirnos que revisáramos su voto singular. Y así lo hicimos. Sardón considera que “aunque esta sentencia declara la demanda INFUNDADA, en realidad la declara FUNDADA. Dice una cosa, pero hace otra” (Chespirito dixit). Y agrega que, en este caso, lo único que debería de haber hecho el TC “es determinar si la norma impugnada es consistente o no con la Constitución”.

Ofuscado por este galimatías, el abogado Aníbal Quiroga –defensa legal del Parlamento en esta causa– adelantó que presentará lo antes posible “un recurso de aclaración” puesto que, en concordancia con García Belaunde, sostuvo que “no se puede afectar una ley sin el quórum necesario […] No se puede hacer eso con cuatro votos; se requieren cinco. Aritmética simple. Esto es groseramente inconstitucional”, se quejó.

Desde su cuenta de Twitter, ya la ‘avenger’ Maritza García anunció orgullosa que los caricaturescos kenjistas (¡como si lo mereciesen!) instalarán su propia bancada. “El TC nos dio la razón. Ahora conformaremos nuestra bancada y desde ahí defenderemos los intereses del país”, publicó García en la red social.

Miren en lo que nos ha metido el odio caviar al fujimorismo, porque no es coincidencia que este fallo se dé a pocos días de la elección de la Mesa Directiva. Nunca van a cambiar…

Opinión

Hace rato que el fusible se fundió

Seguir leyendo

Opinión

La historieta del golpe de Estado

Seguir leyendo

Opinión

Es una huelga por los derechos humanos

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo