Connect with us

Opinión

Alternancia y paridad: burradas y transparencia 

Publicado

el

Más allá de la moralina está la Constitución, el Estado de derecho y los DERECHOS HUMANOS. Porque en el Perú y en cualquier estado civilizado la presunción de inocencia en el debido proceso es un derecho humano.



Burrada. No pueden postular a la presidencia, vicepresidencias, al Congreso y a ningún cargo público de elección popular aquellos que tengan sentencia condenatoria mayor de cuatro años en PRIMERA INSTANCIA. Esto es lo que se aprobó en la Comisión de Constitución para que luego se vote en el pleno.

Suena muy bonito y da réditos para amplios editoriales de moralina barata. Pero lo cierto es que más allá de dicha moralina está la Constitución, el Estado de derecho y los DERECHOS HUMANOS. Porque en el Perú y en cualquier estado civilizado la presunción de inocencia en el debido proceso es un derecho humano. Bajo esa misma hipótesis y como los jueces son hombres que pueden equivocarse –y vaya que lo han hecho con unos simples casos de prisiones preventivas que han quedado todas desbaratadas en la segunda instancia, luego de tener por gusto año y meses presos a varios INOCENTES), existen la segunda instancia judicial a la que se puede apelar (tanto si el perjudicado es el imputado, como la sociedad a través del Ministerio Público) y, excepcionalmente, la casación en la Corte Suprema.

Así las cosas y aunque exista una sentencia condenatoria en primera instancia, el proceso en presunción de inocencia NO HA TERMINADO (salvo que el condenado o el fiscal no apelen). ¿Por qué razón, entonces, alguien pretende arrogarse la potestad de un juez superior o un juez supremo para juzgar, por anticipado, lo que se pueda decir en la APELACIÓN y en la CASACIÓN de un procesado, cuyo derecho a la inocencia aún no se ha conculcado definitivamente por la justicia? Nadie tiene ningún derecho a tomar el poder de jueces cuando no lo son y quienes desde las tribunas de papel opinan lo contrario son unos burros, simplemente. Ya me cansé de la corrección política.

Transparencia. Esta semana también se quiere tapar la realidad, es decir, la transparencia que la muestra tal cual, con una modificación de la Constitución propuesta por Gino Costa para que se elimine el voto preferencial. Se arguye que con el voto preferencial corre peligro la norma “histórica” de la paridad y alternancia en las listas congresales y presidenciales. Pues claro que corre peligro.

El voto preferencial va a ser el referéndum sobre si funciona o no el ucase legal de la paridad y alternancia. Porque imagínense que después de toda esa faramalla de un hombre una mujer en igualdad de condiciones, la gente termine votando por una mayoría de mujeres. ¿De qué paridad y alternancia estaríamos hablando? ¿De qué igualdad? O imagínense lo contrario: que el pueblo vote por el tradicional 70% de hombres y 30% de mujeres. ¿Cómo explicar que no es por cuotas impuestas, sino por el poder del voto, que los electores eligen indistintamente a hombres y mujeres si les da la gana? La “ingeniería electoral” de Tuesta se cae porque tiene cimientos de barro. Es una moda que empieza a hacer agua en todo el mundo… ¡gracias a Dios!

Imagen original: LakyArtes

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Y cómo es él?

Seguir leyendo

Opinión

Valentín Paniagua: noviembre 2000 – julio 2001

Seguir leyendo

Opinión

La “responsabilidad social” del presidente

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo