Connect with us

Opinión

¿Aló, Indira?

Publicado

el

No sé qué es más perjudicial: ¿la incompetencia, la cobardía o la malicia pagada con mis impuestos? Hay congresistas que son un verdadero lastre para el país.



El jueves pasado, se presentó una moción para modificar el Reglamento del Congreso, con el fin de disipar cualquier duda respecto a que las comisiones investigadoras tienen la capacidad de solicitar el levantamiento del secreto de las telecomunicaciones —evidentemente, a través de mandato judicial—, prerrogativa de la que siempre han gozado.

Sin embargo, hay tantos intereses dedicados a poner cortapisas y a frustrar la labor de la Comisión Lava Jato que el PJ exigió una precisión taxativa. Sorprendente la rigurosidad, pero con ello se agregaba aún mayor transparencia a un tema tan sensible como es la investigación de operaciones corruptas que comprometen fondos públicos y altas autoridades del país.

Lo que debió ser una votación casi de trámite, por cuanto se trataba de convalidar un derecho en ejercicio, se convirtió en un escandalete. Como una leona en celo, blindando la impunidad y la lacerante corrupción que existe en nuestro país y definitivamente con el único ánimo de petardear a la Comisión Lava Jato, la congresista Huilca envío un tuit que engañaba y desinformaba a sus más de 30 mil seguidores. Sin el menor pudor, equiparó la precisión solicitada con la convalidación del chuponeo y de la invasión ilegal de la privacidad. Afirmó que el levantamiento del secreto de las telecomunicaciones por mandato judicial es exactamente igual a la obtención de información mediante fuentes ilegales o espionaje, y que, con ello, se estarían “legalizando” todas aquellas malas artes propias de las peores épocas de Montesinos.  ¡Nada más falso!

El levantamiento del secreto de las comunicaciones es procurarse la relación de llamadas entrantes y salientes de un determinado número celular, por un periodo de tiempo establecido, para confrontar la veracidad de las declaraciones de los inculpados, investigados o testigos. Es una herramienta esencial en las indagaciones, muy difundida a nivel del derecho penal.

Hay quienes dicen que PPK hablaba diariamente con Sepúlveda. Jorge Barata sostiene que Susana Villarán lo llamó para pedirle una contribución para la campaña del No a la Revocatoria y ella indica lo contrario. ¿Qué capacidad distinta al “dicho” de los involucrados tiene la Comisión Lava Jato para verificarlo? El detalle de llamadas es un elemento objetivo y certero, indispensable en las investigaciones. Si no se aprueba esta precisión en el Reglamento, intencional y dolosamente se estarían frustrando las pesquisas y encubriéndose a los culpables.

Lamentable, pero algunos parlamentarios son la excepción al principio cristiano contenido en los Evangelios: “Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”. El engaño y la farsa son sus principios rectores y, si bien cada congresista es dueño de sus propios miedos (parece que los de la congresista Huilca son exponenciales), todos deberán responder ante el país por su voto en contra y su afán de contribuir con el blindaje de la impunidad.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Sin escrúpulos

Seguir leyendo

Opinión

Censura y esclavitud

Seguir leyendo

Opinión

Alternancia y paridad: burradas y transparencia 

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo