Connect with us

Opinión

¿Alguien votó por las ONG que creen mandar en el país?

Publicado

el

La asociación Transparencia se atrevió a amenazar al Congreso de la República con una movilización ciudadana si es que no veía las denuncias contra Chávarry este lunes.



Magnánimo es el poder que creen tener las ONG en el país al contar, por supuesto, con el aval del gobierno. Y están tan equivocados estos colectivos (¿alguien sabe quién los patrocina?) que se atreven a amenazar al Congreso de la República.

El último sábado, a través de un tuit Gerardo Távara –secretario general de Transparencia– expresó que si la subcomisión de acusaciones constitucionales no veía las denuncias en contra del exfiscal de la Nación Pedro Chávarry este lunes 14 de enero las turbas ciudadanas iban a tomar el Palacio Legislativo. Vaya azuzador resultó Távara, quien, ¡oh, sorpresa!, se ha convertido sin mérito ostensible en el opinólogo favorito del cartel mediático.

Ante la tremenda desfachatez, el legislador oficialista Juan Sheput (miembro de dicho subgrupo de trabajo) salió al frente y criticó con razón este intento de intimidación y, a su vez, aclaró que ya se acordó ver el tema de Chávarry el lunes. “Lamentable tuit de Gerardo Távara que cree que la función de la ONG Transparencia es amenazar más aún cuando en el Congreso se ha decidido ver este tema el lunes. Este tipo de asociaciones de la sociedad civil son parte del problema”, escribió Sheput en la mencionada red social.

Parece que, debido a queel mandatario Martín Vizcarra puso al frente de un grupo de “notables” al presidente de Transparencia, Allan Wagner, que se dedicó a elaborar reformas judiciales, el señor Távara piensa equivocadamente que su voz tiene que ser escuchada sin chistar. Menudo error del Parlamento el de no hacerse respetar y permitir que unos cuantos especialistas usurpen las funciones que les fueron dadas a los congresistas en unas elecciones democráticas.

Y lo mismo sucede con la ONG IDL de Gustavo Gorriti: el periodista que apoyó en su momento a Alejandro Toledo y asesoró a Pedro Pablo Kuczynski declaró que Zoraida Ávalos (quien votó por Ramos Heredia pese a sus cuestionamientos y tiene un rochesazo por supuestas notas adulteradas en el extinto CNM) era la indicada para suceder al “demonio” Pedro Chávarry. ¿Y qué ocurrió? Pues Ávalos (que representa lamentablemente la continuidad de Pablo Sánchez) es la flamante fiscal de la Nación ante el apanado mediático en contra de Chávarry, quien no tuvo más remedio que renunciar.

En un país donde debe primar la democracia y, producto de ella, la independencia de poderes, no podemos permitir que unas sesgadas asociaciones civiles vengan a imponernos su agenda caviar porque “es lo que la calle reclama”. Aquí, señores oenegeros, se respeta a las instituciones. Y si no les gusta sigan con sus marchitas, con lo único que saben hacer bien: quejarse, quejarse y quejarse.

Otrosí: Llama la atención que a Chávarry se le haya dictado impedimento de salida del país por nueve meses, mientras que a su exasora Rosa Venegas –quien aseguró que retiró ilegalmente papeles de la oficina lacrada de Juan Manuel Duarte sin que sepa el fiscal supremo– no se le haya impuesto ningún tipo de medida restrictiva.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Nido de serpientes

Seguir leyendo

Opinión

Elecciones risibles

Seguir leyendo

Opinión

Mensaje mafioso

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: info[email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo