Connect with us

Opinión

Alerta a todos: el contralor es el enemigo

Publicado

el

¿Cómo podemos cuestionar a un funcionario que se dedica a hacer su trabajo?



Pasados los Juegos Olímpicos y de disfrutar dos semanas de espíritu deportivo, aterrizar de nuevo a la política peruana es como pasar del Caribe a la Antártida. Porque el espíritu del “juego limpio” que caracteriza a los actores de un encuentro como el de Río 2016, al parecer se desvanece ni bien entrar en contacto con el gris cielo limeño.

Por si algo faltaba para que institucional y oficialmente se reconozca aquí que las normas del juego limpio no solo nos importan un comino, sino que, además, son hasta contraproducentes, apareció nada menos que el prresidente de la república para asumir léase despacio, por favor la lucha contra la labor de la Contraloría de la República.

¿Puede quien personifica a la nación ser el abanderado de la lucha contra la corrupción, y al mismo tiempo, emprender la lucha contra el control de la corrupción? Esto, que puede parecer una curiosidad de Ripley, en el Perú toma forma y fondo de cruzada presidencial.

Ya no solo es que puede tolerarse oficialmente “un poquito de contrabando”. Ahora sucede que el contralor es incómodo, un freno al desarrollo, un entrometido que no entiende que su única chamba es ver si se cumplió o no con el papeleo de los procedimientos burocráticos. Pues, al fin y al cabo, si hubo robo de plata, pero perfectamente apegado “a ley”, no importa. “Un poquito” de corrupción o, por último, mucho de ella, tampoco interesa, si con eso se echa a andar la economía y hay trabajo para las grandes empresas.

Estamos hartos de los hechos consumados. Hastiados de plata gastada por gusto del erario público, sin mayores impactos o efectos insuficientes en la mejora de la calidad de vida de los peruanos. Cansados de obras subvaluadas o de calidad inferior a lo que pagan los contribuyentes. ¿Cómo podemos cuestionar a un contralor que se aboca a su trabajo en vez de preocuparse por las relaciones públicas?

El contralor no está para “hacer amigos”. Está para proteger nuestro dinero. Pues los recursos públicos siempre son de alguien privado, no del Estado. A ver si el presidente lo entiende y se pone en el bando de los ciudadanos y no en el de los mercantilistas y burócratas.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Maki no se perdió de mucho

Seguir leyendo

Opinión

El Perú paralizado y un gobierno vacuo

Seguir leyendo

Opinión

Fuerza pública en la cuarentena

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo