Connect with us

Opinión

Al ministro le gusta la Coca-Cola

Publicado

el

Que un ministro utilice los mismo argumentos que los privados en contra de las arcas del Estado es inadmisible



Sucedió en el Perú, ¿dónde más? En plena sustentación del Presupuesto General de la República, al ministro Castilla le dieron su Coca-Cola. 

Como parte de su fundamentación para reactivar la economía y quitarle presupuesto a los parques públicos, el ministro había copiado literalmente el argumento que la representante en el Perú de la transnacional de gaseosas esgrimió cuando quiso pagar menos impuestos a la Municipalidad de Lima. Esta vez, los favorecidos con los alegatos serían las constructoras.

Que una empresa privada busque pagar menos impuestos es entendible. Pero que un ministro utilice los mismos argumentos de los privados en contra de las arcas del Estado resulta inadmisible. 

Salvo, por supuesto, que al ministro Castilla le guste la “Coca-Cola” o, lo que es lo mismo, que despache con una sobre su escritorio. Después de todo, ¡cómo no resistirse a “la chispa de  la vida”!

Ver la nota

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Que Kenji siga vendiendo plátanos

Seguir leyendo

Opinión

El Tribunal tiene la palabra

Seguir leyendo

Opinión

Bitácora de septiembre: la caballería

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo