Connect with us

Opinión

Adiós al Costa Verde

Publicado

el

Hace 46 años que cuatro exitosos nadadores peruanos, ganadores de la posta 4x100 en los Juegos Sudamericanos de Natación en Chile, fundaron en lo que entonces era un acantilado descampado uno de los mejores restaurantes que el país y el mundo jamás hayan tenido.



Hace 46 años que cuatro exitosos nadadores peruanos –Modenesi, Villarán, Risso y Merino–, ganadores de la posta 4×100 en los Juegos Sudamericanos de Natación en Chile, fundaron en lo que entonces aún era un acantilado descampado lleno de canto rodado uno de los mejores restaurantes que el país y el mundo jamás hayan tenido. Fiel a esa estirpe pionera estos aventureros armaron contra viento y marea, literalmente hablando, un restaurant al que se accedía por una trocha carrozable y para el que tuvieron que jalar una línea de luz que tampoco había.

Fue el empuje de Modenesi el que finalmente le dio al restaurant fama mundial, y lo hizo punto obligado de los más destacados comensales del mundo. Ahí estuvieron Julio Iglesias, Luis Miguel, Bjorn Borg, Thalía, Goldie Hawn entre muchos otros personajes de la vida artística. También políticos, presidentes, empresarios en tal número que ocuparían toda esta columna.

Son anecdóticas las historias de esos heroicos inicios en una Lima que todavía andaba de espaldas al mar, y en la que nadie daba un medio por esa zona. Había que levantarse a las dos de la mañana para ir a comprar las conchas de abanico, el lenguado, la corvina, las langostas. Y si no se encontraba algo, pues a emprender trayecto a Paracas, donde los pescados y mariscos se compraban directamente en la playa; llegaban vivos al restaurant y la mano mágica de todos los chefs que por ahí han pasado los convertían en un suculento arroz con mariscos o un indescriptible timbal de camarones. Es ahí cuando comienza el auge del Costa Verde, que se convirtió en uno de los mejores restaurantes del mundo e hizo del Perú una capital gastronómica mundial.

En la Expo Sevilla 1992 se consolidaría el logro con una exitosa participación y la obtención del  premio al mejor restaurant, que encaminaría el posterior éxito de los actuales chefs peruanos a nivel mundial. El Costa Verde era EL RESTAURANTE de Lima: no había personalidad que dejara de ir ahí a celebrar algo importante. Turistas hacían escala en la capital solo para almorzar o comer ahí. Son anecdóticas las visitas de políticos que como Manuel Ulloa pedían un simple pero contundente arroz con huevo que devoraban sin piedad (y cuyo plato luego lamían a escondidas tratando de que no los vean).

También pertenece al anecdotario el intento de expropiación del general Artola –célebre ministro del Interior– que, por quien sabe que oscuras razones o lógica mental, pretendía hacer una estación de salvataje de la Policía, justo ahí en el sitio que con tanto esfuerzo habían desarrollado los del Costa Verde y no en los otros 20 km de litoral costero libre. El día del desalojo felizmente nunca llegó porque hubo golpe de Estado: el general Morales Bermúdez, exquisito comensal del restaurant, evitó que la sangre llegara al río.

La misma lógica mental del general Artola pareció renacer hace unos días cuando algunos Caterpillar hicieron desaparecer lo último que quedaba del Costa Verde. Mientras el mausoleo del terror de Comas sigue en pie, en minutos los equipos de demolición hicieron tabla rasa de uno de los más emblemáticos símbolos de la gastronomía local, haciéndonos comprobar una vez más que algo no está muy bien con el Perú.

El Costa Verde no merecía ese final… ¿o será cierto eso de que en el Perú la envidia es el cáncer del éxito?

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

La historia les hará justicia

Seguir leyendo

Opinión

¿Nueva convivencia?

Seguir leyendo

Opinión

Todos los hombres del GEIN

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo