Connect with us

Opinión

A sangre y fuego

Publicado

el

El toque de queda y las restricciones de salida sin duda deben acatarse. Pero si se hace eso en nombre de la vida, resulta ridícula la contradictoria pretensión de imponerla con métodos letales.



Ni siquiera en la época de la lucha contra el terrorismo, en la que las FF. AA. y la PNP tenían la misión de aniquilar a los terroristas, se dictó una ley que estableciera absoluta y total impunidad para militares y policías que maten en el ejercicio de sus funciones, como dice la Ley 31012 publicada en El Peruano. Redactada por el Poder Ejecutivo y aprobada sin que se le modifique una coma por los amanuenses de Palacio que hoy ocupan la Plaza Bolívar, será el nuevo marco con el que el gobierno impondrá, literalmente a sangre y fuego, el toque de queda.

Las muertes que los militares y policías propiciaron durante la lucha contra el terrorismo –en uso de su prerrogativa constitucional– son, sin embargo, hasta hoy severamente juzgadas y condenadas por jueces que quieren lucir en sus currículos la condición de implacables carceleros, y muestran acendrada vocación de alcaides de prisión mas que de magistrados.

Contra esos militares y policías todo ha valido. Las presiones de las ONG caviares y de los gobiernos de Toledo y Humala los terminaron condenando a severísimas penas, sin respetar ni siquiera la irretroactividad de las leyes. ¿Qué dirán ahora la señora Ledesma y los señores Espinoza, Miranda y Ramos, que violaron sin asco la majestad de la cosa juzgada para que –en desenfrenado uso de su odio– les reabrieran casos cerrados a decenas de miembros de la Marina de Guerra? Mínimo, me imagino, una declaración en tiempo récord de inconstitucionalidad, como hacían con las leyes que aprobaba el Congreso anterior. Lo harán sin duda, si no quieren pasar a la historia como farsantes.

¿Se trata con esta nueva ley de matar a avezados delincuentes que agobian el país desde hace años, y que asaltan y matan a diestra y siniestra? ¿Se trata de algún rebrote de bandas organizadas del narcotráfico que hay que frenar? ¿Están estas temibles bandas saliendo a robar y matar cuando estamos en toque de queda?

En todo caso, si un sujeto se hace balear por ir a comprar cerveza en pleno toque de queda –acto, sin duda, repudiable–, por lo menos su nombre podría integrar una lista paralela a los del coronavirus. Si Vizcarra dice que son 20 mil los infractores y que les va a imponer “mano dura”,  bien merecerían que siquiera póstumamente se sumen a la estadística global de muertos por día del país.

El gobierno piensa que es momento propicio de mostrarse con “mano dura” para cimentar el objetivo de impregnar de un aura de “líder” a Vizcarra, sin duda. Pero las declaraciones previas del presidente del Comando Conjunto, antes de la ley, ya permitían avizorar el descenlace: señaló claramente que para imponer el toque de queda, usarían las armas si fuera necesario.

¿Veremos tanques en nuestras calles? ¿Se institucionalizará el patrullaje con altavoces en los que una voz marcial nos recuerde nuestro deber?

El toque de queda y las restricciones de salida deben acatarse. Pero si se hace eso en nombre de la vida, resulta ridícula la contradictoria pretensión de imponerla con métodos letales. Y no se trata de que en este momento desenfundar un arma sea la última opción del custodio ni que se aplique un protocolo de advertencias previas. Es simple y llanamente impunidad. Y, si a pesar de todo hay delito, no podrá ni siquiera imponerse una prisión preventiva.

A los faltosos se les juzgará, que duda cabe. Y con prisión preventiva. ¿Dónde irán a parar los que se salven del tiroteo pero terminen detenidos por faltosos? Pues sabemos que hacerles hacer diez flexiones en el suelo no parece castigo suficiente. A partir de este momento serán procesados y irán presos. Y con ello, claro, la epidemia seguirá en aumento, pues militares, policías y detenidos, se tocarán, se atropellarán, se interrelacionarán y allí no habrá ni mascarilla, ni casco, ni metralleta que los proteja.

Foto: Correo

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El verdadero grupo de poder

Seguir leyendo

Opinión

Lampazo

Seguir leyendo

Opinión

Especulación, cárcel y soluciones

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo