Connect with us

Opinión

¡A limpiar el Congreso!

Publicado

el

Keiko tiene en sus manos la clave para que el 2021 las puertas del Palacio se le abran solitas.



Ahora que todo es bienvenida quisiera hacer una reflexión sobre la tarea del fujimorismo en el Congreso, que me parece de la mayor importancia. ¿Qué se espera del fujimorismo como abrumadora  mayoría del Congreso? Esa es la pregunta y la respuesta depende del interlocutor.

Habrá quien diga que del fujimorismo en el Congreso se espera una oposición obstruccionista destinada a doblegar las iniciativas del Ejecutivo de manera permanente, pues el fujimorismo como tal y la democracia misma son conceptos contradictorios entre sí.

También encontraremos alguno que responda señalando que el fujimorismo en el Congreso será el mejor contrapeso del Ejecutivo y que su mayoría estará velando permanentemente por impedir que los lobbistas y otros corsarios de cuello y corbata tomen por asalto las arcas del Estado.

Yo me hice la pregunta al empezar a escribir y lo que en realidad espero del fujimorismo en el Congreso es otra cosa. Ante todo, a pelo dentro del razonamiento al instinto de supervivencia, algo que felizmente el fujimorismo ha mostrado poseer con largueza.

Los congresistas que le hicieron la vida imposible a Billinghurst en 1914, a Bustamante y Rivero en 1948, a Belaúnde en 1968 y a Fujimori en 1992 perdieron: todos salieron del panorama político. Debe quedar claro, en consecuencia, que el obstruccionismo alejará al fujimorismo de cualquier opción al poder en 2021.

La opción de una mayoría vigilante y al acecho de cualquier trampita del Ejecutivo puede ser preferible, pero de un Congreso con semejante mayoría se espera eso… y mucho más. Mi mayor deseo es que Keiko Fujimori sea capaz de emplear esa mayoría para limpiar la imagen del Congreso, acercarla a la de un poder que gobierna y alejarla de Robacables, Comepollos y demás joyas.

Un chiste de salón entre viejos fujimoristas afirma que es un error pensar que Keiko se parece a su padre. ¿Por qué? Porque en verdad ella es peor que su padre.

Humoradas al margen, espero que Keiko muestre su capacidad para tener a los 73 congresistas bajo llave y que no dude si hay que empezar la limpieza de curules por casa. Si llega al 2021 con la imagen de que se encargó de limpiar la imagen del Congreso, las puertas de Palacio de Gobierno se le abrirán solitas.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Marcelo y el candidato del color de la mora

Seguir leyendo

Opinión

Expreso revela “la conexión humalista” de Maximiliano Aguiar

Seguir leyendo

Opinión

Hace rato que el fusible se fundió

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]o.pe

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo