Connect with us

Opinión

A la deriva

Publicado

el

Vizcarra busca que la ciudadanía olvide y anuncia la compra de vacunas masivas cuando no pudo enfrentar adecuadamente al COVID-19. Los hechos lo demuestran.



Al inicio de la cuarentena en el Perú, conversamos con un destacado galeno sobre la negativa del gobierno de utilizar pruebas moleculares (PCR), sabiendo que son las únicas que detectan el coronavirus con certeza. La tajante y obtusa negativa resultaba –resulta aún– algo incomprensible. Vino el cuentito de que eran caras, salió un empresario coreano diciendo que colocaba una cantidad significativa en siete días.

En aquella época el médico mencionado pensaba que probablemente el gobierno ya había comprando las pruebas serológicas y temía que la ‘tortuguil’ Contraloría “les cayera con todo”. Ya tenemos 27,000 muertos (una cifra más realista indica 50,000) y más de 500,000 contagiados, somos el primer país de muertos por millón. No hay camas UCI y sigue faltantado oxígeno.

Sin embargo, seguimos sin tomar pruebas moleculares intensivamente. Las hay que dan el resultado en corto tiempo. Científicos de una universidad local pueden producirlas, pero no son apoyados. La ministra de Salud, Pilar Mazzetti, anunció que se aplicarían pruebas moleculares masivamente; cerca de un millón, sostuvo.

Pero en el sainete peruano que vivimos apareció el premier a desmentir a Mazzetti: “No es tiempo de moleculares masivas y trazado de contactos, el contagio ya es comunitario”. La ignorancia es atrevida. El militar corrige a la médica y esta anuncia que se tomarán en una nonata operación Tayta.

La razón de no aplicar estas necesarias pruebas radicaría en que el gobierno compró millones de inútiles tests serológicos que quedarían en desuso. Perú es el único país del orbe que los emplea para detectar el coronavirus. Al parecer, el régimen prefiere muertos y desgracia a quedar evidenciado ante Contraloría.

Vizcarra es sinónimo de lo turbio. Se oculta todo lo relativo al COVID-19. La Junta Nacional de Justicia no ha publicado las renuncias a su comité consultivo de las juristas Gladys Echaiz y Beatriz Merino. La Ley de Transparencia lo exige. ¿Cómo evaluará la JNJ al juez que rechazó el pedido de prisión preventiva para Nadine Heredia? Con Alan García no actuó igual. A Keiko Fujimori la tuvieron encarcelada con cero pruebas, mientras que las evidencias en el caso Heredia son múltiples, demasiadas. Pero tiene vara.

Se mantiene y se protege a la corrupción. Vivimos el escándalo de compras irregulares en las pruebas moleculares y en las serológicas (rápidas), sobrecostos, mala calidad, etc. En los casos Swing, avión de la Policía, Mirian Morales, amigotes de Vizcarra y tantos otros Contraloría y Fiscalía tienen una sordera perpetua.

En cualquier otro gobierno el caso de los contratos del padre de la ministra de Economía, totalmente ilegales, admitido por la titular del MEF, sería motivo de renuncia o vacancia. Pero Vizcarra busca que la ciudadanía olvide y anuncia la compra de vacunas masivas cuando no pudo enfrentar adecuadamente al COVID-19. Los hechos lo demuestran.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Entrevista a Pedro Gamio: “Guzmán no es el candidato vitalicio del Partido Morado”

Seguir leyendo

Opinión

El show de la mentira

Seguir leyendo

Opinión

Restas

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo