Connect with us

Opinión

A la cárcel

Publicado

el

Solo cabe suponer que Martín Vizcarra debe estar tan metido en la corrupción que lo único que le importa es que todo se caiga por mano propia, en el afán de que la justicia no llegue a su puerta con el típico argumento de los demagogos: el pueblo me absolvió.



A Martín Vizcarra le espera la cárcel al igual que a Salvador del Solar y todo su gabinete. Aquí solo es cuestión de tiempo. Cruzaron la delgada línea entre un presidente y su gobierno constitucional y un dictador que, como el mismo Vizcarra dijo en su mensaje de hoy 28 de julio de 2019, “solo camina de la mano con el pueblo”.

No tiene ningún asidero constitucional recortar el mandato de las autoridades electas por un referéndum. Eso es precisamente lo que hacen los dictadores. A punta de referéndums se entornillan en el poder o apartan a sus enemigos del mismo cuando les conviene. Venezuela es el caso más patente y patético.

Lo que ha quedado en evidencia es que a Martín Vizcarra le importaba un pepino toda esa cantaleta de las reformas mientras mantuviera el Legislativo en sus manos. Como lo perdió, entonces se agarró de cualquier pretexto para disolverlo. El hecho de que el Parlamento haya conservado para sí la potestad del levantamiento de la inmunidad parlamentaria es solo eso: un pretexto. Todas las demás reformas fueron aprobadas.

Y tratando de guardar las formas creyendo que eso lo salvará el presidio dijo: que el Congreso lo disuelva el pueblo. Antes de llegar allí se la pasó ofreciendo el oro y el moro precisamente para el referéndum que tenía bien guardado para el final de su embauque. Titulación, infraestructura, hospitales, institutos, becas, redes viales, salud universal y cuanto hay en una versión renovada del pisco y la butifarra.

Tampoco le importó nada a Vizcarra y su gobierno el caos de un país paralizado por un referéndum y unas elecciones generales en menos de un año, tal cual anuncia su propuesta. Y que sus reformas políticas por las que se supone busca acortar el mandato de las elecciones generales de 2016 no se puedan implementar. Es decir, NUNCA LE IMPORTÓ ESO.

¿Entonces por qué lo hace? Dos hipótesis. Porque está tan metido en la corrupción que lo único que le importa es que todo se caiga, pero por mano propia en el afán de que la justicia no llegue a su puerta con el típico argumento de los demagogos: el pueblo me absolvió. La segunda es aprovechar esa absolución para quedarse.

¿Algunos dirán que no se puede? Menos se puede hacer un referéndum para acortar un mandato popular, pero ya ven: ahí está. Sin embargo, lo que no es hipótesis sino realidad es que terminará en la cárcel.

Foto: Trome

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

La Comisión de Venecia ante una propuesta inconstitucional

Seguir leyendo

Opinión

Vizcarra: ¿2020 o 2021?

Seguir leyendo

Opinión

La rana y el escorpión

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo